El Sol Ácrata, n°6 (ejemplar 48), Segunda Semana de Septiembre de 2022

by • 12 septiembre, 2022 • Biblioteca & HemerotecaComments (0)960


Editorial: BIS DE LA FINALIDAD, por Teodoro Antillí

Aquello que debe inundar, bañar totalmente nuestro pensamiento, es la finalidad. Nuestra pluma debe mojarse en la tinta de la finalidad. Nuestras menores ideas, consideraciones, reflexiones, deben ostentar el empavonado de la finalidad, ésta pátina, a la vez nervio y razón de todo –identidad de fondo y superficie- debe estar en todas las cosas nuestras. Sin nuestra finalidad, diferente de todas las otras, en ninguna cosa pensaríamos distintamente. No tendríamos idea original ninguna. Reproduciríamos el pensamiento de los socialistas, de los patriotas, de los burgueses, de esos otros socialistas de redoblete llamados sindicalistas. Seríamos secundarios e impropios, como una repetición en tono bajo y menor; seríamos la voz gangosa del sacristán que va diciendo “amén” a las palabras del cura…

Los socialistas: tenemos este pensamiento sobre tal cosa; los anarquistas: amén. Los sindicalistas: tal es el motivo de la unión o solidaridad obrera; los anarquistas: amén… Eso sería nuestro anarquismo. Mientras tanto no somos así –ni socialistas ni sindicalistas de redoblete- porque tenemos nuestra finalidad.

Nuestra finalidad es anarquista: he ahí una razón de tener ideas originales y propias para
todo; criterio libertario, ideas anarquistas. (…)

Con el cartel de la finalidad siempre delante, a la vista, marchemos. Sea nuestro recordatorio en todos los momentos, el motivo mismo de hacernos amar o estimar por el pueblo. ¿Por qué cosa existen y valen los anarquistas? Por su finalidad. ¿Impone esto diferencia para pensar, para encarar con otro criterio las mismas cosas actuales? Sí, impone. Luego, en las páginas de los anarquistas debe de verse. Ellos no han de escribir sino mojando su pluma en la tinta de la finalidad. Algo o todo de ella es siempre lo más interesante para el que quiere reflexionar, para el que quiere comprender.

¿Qué haríamos si diéramos sólo el redoblete del socialismo, el redoblete del sindicalismo? El anarquismo contiene un pensamiento propio sobre todas las cuestiones; sólo que no hay que dejarse ilusionar por redobletes que acaso ya corren y han obtenido algún éxito, sino buscar el acuerdo con la finalidad. Siempre se vendrá a parar a esto; es también en lo que cabe el pensamiento de absoluta sinceridad, de sinceridad anarquista. No importa que choque, que ante él quieran levantarse, usurpándole el puesto, algunos redobletes retardatarios, que son el capital inservible de los que no piensan por sí mismos y tienen en la cartera tantos redobletes como serían necesarios verdaderos pensamientos anarquistas; no importa esta rutina: la finalidad hace triunfar por sí misma sus pensamientos; no puede negarse lo que está de acuerdo con la finalidad; los redobletes no hacen nada…

¡La finalidad, la finalidad, pues!


Descarga:

el-sol-acc81crata-nc2b06-ejemplar-48-segunda-semana-de-septiemnbre-de-2022-1


 

Pin It

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.