Santiago: Adjudicación de atentado incendiario contra el Club de Huasos y Rodeo Gil Letelier

by • 30 mayo, 2022 • Abya Yala (América Latina), Noticias, comunicados y columnasComments (0)852

«Decidí implicarme en serias actividades delictivas, tras una seria reflexión que tomé como individuo.»

Rod Coronado, guerrero del Frente de Liberación Animal.

Al amparo de la luna y previamente organizadxs, al unísono con el actuar de la «Célula Insurreccional 2 de Noviembre» que atacó con un artefacto explosivo el edificio del «Círculo de Funcionarios de Gendarmería en retiro», nosotros: atacamos, incendiamos e inutilizamos uno de los centros de tortura para animales, llamado medialuna. Donde se practica el rodeo, deporte nacional de este repugnante país, que consiste en dos jinetes montados a caballo, azotando un novillo contra una pared, hasta causarle hematomas, fracturas, derrames internos e incluso la muerte.

Esta medialuna del «Club de Huasos y Rodeo Gil Letelier», estaba (jajaja) ubicada en calle Carlos Valdovinos #2951, comuna de Pedro Aguirre Cerda, Santiago.

Utilizamos gran cantidad de combustible para nuestro cometido. Vulnerando la seguridad del recinto y a la policía bastarda, pero preparadxs en caso de tener que enfrentarnos de igual a igual con
vigilantes, ciudadanos héroes o pacos. Lo cual no sucedió por suerte para ellos.

Tomamos como prioridad la acción; de sabotaje, amenaza y ajusticiamiento. Hastiadxs de una escena de supuestxs luchadorxs por la liberación animal, que se conforman con una dieta alternativa, con inofensivas palabras y publicaciones beligerantes de redes.

Mientras viven en su paz guerriando con su celular, los animales mueren, sufren y lamentan haber nacido.

Rodeos, carnicerías, centros de vivisección, bioterios, laboratorios, clubes de explotación animal por deporte. Todos son nuestros objetivos, y sin dudar todxs lxs humanxs que los llevan a cabo: financistas, trabajadorxs, vigilantes, expectadorxs, consumidorxs, dueñxs y competidorxs. Todxs corren riesgo.

Dejamos adosada una amenazante bala calibre 380 con un panfleto, colgando en la malograda estructura, en aviso de que les espera sangre y lágrimas.

Enmarcamos esta acción, particularmente en esta semana, para responder a un nuevo aniversario de la muerte en combate del guerrero Mauricio Morales.

Como grupo operativo, nuestro enfoque es principalmente la venganza, la liberación y el sabotaje, en nombre de la Liberación Animal.

Y en vista de que en el pasar de los años, esa arista se ha olvidado por gran parte de las Células que lo han reivindicado. Nosotrxs quisimos rememorar su carácter antiespecista, el cual sostuvo con la misma convicción con la cual cargó esa última bomba contra la dominación.

Un guiño incendiario a los grupúsculos informales que combaten la cruda normalidad domesticadora: «Células Revolucionarias Mauricio Morales», «Animales Refractarixs», «Algunas sombras en la noche», «Núcleo Lobxs» y «Célula Insurreccional 2 de Noviembre».

Liberación Animal, cueste lo que cueste, y a quién le cueste. Mauricio Morales, Sebastián Oversluij, Barry Horne, presentes.

Fuego a las cárceles para humanxs y no humanxs.

A practicar las ideas, y no dejar que mueran en la paz de la inacción.

Hacia la sangre, a devolver el dolor.

GRUPO DE RESPUESTA ANIMAL.

Recibido el 28 de mayo del 2022


Colaboraciones a edicionesapestosas[arroba]riseup.net


 

Pin It

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *