Perú – elecciones Presidenciales 2021 [volante]

by • 2 abril, 2021 • Abya Yala (América Latina), Noticias, comunicados y columnasComments (0)560

Lo que pasa en Venezuela, Honduras, Senegal, Syria, etc NO es cuestión de un mal gobierno, es consecuencia de todo un sistema de dominación que se instauró y sobrevive en base al dinero y al Poder.

Es entonces que nos vemos obligadxs a competir entre nosotrxs para salir del hoyo donde nos encontramos, y claro es una opción que nos puede resultar y es lo que este sistema de dominación nos plantea como única opción la de pisotear a otrxs para salir adelante porque solo así dejamos de ver la realidad que va más allá que esa opción o supuesta solución. Siempre hay más caminos para salir de este hoy, y hacerlo sin pisotear a lxs demás, una de ellas es el conjunto entre apoyo mutuo autogestión y organización de manera autónoma sin la intervención de agentes externxs como el Estado, el sector privado o alguna ONG. Podemos más que eso, y sin ellos. Ollas comunes sin intervención del estado, privado y ong son un ejemplo. El apoyo mutuo que se da en tiempos de huayco son también un ejemplo. Cuando hay un perro que es golpeado sistemáticamente en una casa y la policía ni los bomberos ni alguna ong no intervienen, ahí están lxs animalistas o gente que ni se proclama animalista y lo liberan. Cuando ves a una persona con hambre en la calle, no vas a la comisaría o a palacio de gobierno o a alguna oficina de ong para proveerle alimento, tú directamente lo haces o lo hace otra persona. Cuando no tienes un trabajo fijo y te pones a limpiar puentes o los pasamanos de algun bus para recursearte (ganar algunas monedas), te das cuenta que no fuiste a alguna comisaría o a palacio o a alguna empresa privada o alguna ong para obtener esas monedas porque sabes que sería una pérdida de tiempo y hasta te arriesgarías a que te detengan por ejercer una actividad ilegal porque está claro que lo ilegal les incomoda cuando lo usamos para vivir o sobrevivir, pero no les incomoda cuando el Estado, el Privado o alguna ONG lo usa para ganar más, engañar, lucrar y explotar laboralmente a otrxs.

Todo candidatx presidencial y funcionarix públicx o privadx están manchadxs de sangre, explotación, corrupción, … y con mentiras y tremenda cara dura para encima acusarse entre ellxs como suele verse en toda campaña electoral en las que siempre nos mienten, recién nos visitan y dicen que sienten nuestro dolor, nos usan y nos prometen cosas para que siempre terminemos creyéndoles y vayamos a las urnas a votar talvés porque nos convencieron o porque no nos quede otra que elegir a quien consideramos el mal menor.

La corrupción existe, porque existe el Poder.

Hasta en los países llamados desarrollados existe corrupción, explotación y desigualdad, pero creemos que NO porque la prensa no lo muestra. Un ejemplo es que en Alemania también hay gente viviendo en las calles, y una de las grandes causantes de eso es el gran incremento del costo de vida, de la cual la presencia inmobiliaria es una de las grandes beneficiarias porque se enfoca en hacer condominios a las finales solo para alquiler pues si a la gente que vive en las calles no les alcanza para alquilar, mucho menos les va a alcanzar para comprar un depa o minidepa. 3 mill euros de sueldo al mes quedan chico. Ese es el lado que no nos dicen del Producto Bruto Interno (PBI), mientras más alto figure en un país, más alto será su costo de vida.

Si votar cambiara algo (de manera positiva para nosotrxs), sería declarado ilegal.

Tal como se declara ilegal dormir en los parques, vivir en la calle, vender en la calle sin permiso de nuestra opresora municipalidad y sus sicarios serenazgo. Pero ¿por qué debemos pedirle permiso para vivir o sobrevivir en las calles?. Pues porque el hecho de vivir gobernadxs les da la potestad de decidir por y sobre nosotrxs. Entonces lo más sensato sería reusarnos a ser gobernadxs, y por supuesto a no querer tampoco gobernar a nadie. ¿Qué tal si probamos a vivir en libertad?

En un supuesto caso en que nadie fuera a trabajar, ¿Creen que todxs lxs dueñxs de las fábricas y grandes empresas harían todo el trabajo que les hacemos a cambio de que nos exploten y que les sigamos llenando sus bolsillos mes tras mes años tras año y hasta quizás toda una vida o hasta que nuestros cuerpos puedan resistir ese trabajo arduo que lxs patrones nunca harían?

Somos lxs que ponemos la vida y son ellxs lxs que se llevan los créditos. Siempre ha sido así, no importa que clase de gobierno sea, derecha izquierda centro … bueno malo. Y nunca va a cambiar, hasta que dejemos de ser gobernadxs. Porque está claro ya, debería estarlo, que el problema real y profundo no es quien nos gobierne, sino que nos gobiernan. Vivir gobernadxs es vivir oprimidxs, probemos vivir en libertad, empezemos a encaminarnos a ello, por nosotrxs y por las generaciones que vienen. Al igual que NO es justo que hallamos venido a un mundo cuyo sistema se basa en la dominación, NO sería justo que a ellxs les pase lo mismo.

No esperemos Programas Sociales del Estado, porque sabemos con que finalidad se otorgan: obediencia, dependencia, imposición ideológica, corrupción normalizada, etc.

Tampoco esperemos que el sector privado y su Libre Mercado cambie nuestra situación, pues el Libre Mercado vive y sobrevive gracias al pacto entre el Estado (que el Sector Privado dice odiar) y el Sector Privado a través de Tratados de Libre Comercio en que colocan bajos aranceles (impuestos por importación) o aranceles cero, lo cual solo beneficia a lxs productorxs y a unxs cuantxs distribuidorxs. Aparentemente nos beneficiamos lxs que vamos a comprar esos productos, pero no significa que los productos que vienen con arancel cero terminen costando barato, y los que sí, son en su mayoría productos que no tienen un largo tiempo de vida. Además los productos de bajo costo, es a costa de la explotación de trabajadorxs y no a costa de la disminución de las ganancias de las empresas. Es por eso que la mayoría de empresas que tienen productos de bajo costo, son empresas cuyas fábricas se trasladan a países donde el sistema ha generado miseria, para que así el salario más bajo termine siendo elegido por lxs trabajadorxs como una gran ayuda o la única ayuda para sus vidas. Y hay empresas como Amazon que aún teniendo productos y servicios con precios altos, también explotan a sus trabajadorxs. En conclusión el empresariado nunca pierde ni se desprende de sus ganancias, al contrario, las maximiza. Es la ley del Capitalismo, maximizar ganancias y aminorar su inversión que pueden ser por materiales o por mano de obra.

Entonces lo que no les cobran a ellxs lo terminamos pagando nosotrxs en escaséz o despido laboral porque ya no produciremos ese producto que vienen con mejores precios desde otros países.

El proteccionismo solo sirve a las empresas estatales y a las empresas amigas del Estado.

Libre Mercado o Proteccionismo, lxs que siempre se benefician son lxs de arriba, y lxs que siempre se perjudican somos lxs de abajo.

Otro resultado de los Tratados de Libre comercio y de los grandes préstamos del Banco Mundial o del Fondo momentario Internacional (FMI) o de algún otro país como China ahora último mediante préstamos mascarillas y vacunas, son las ventas de territorios para la explotación petrolera minera maderera o animal como en el caso entre China y Argentina. Los bonos que ha dado el Estado, caprichosamente ha sido dinero que parte proviene de préstamos de las entidades de arriba (otra parte ha sido desde los fondos de pensiones de lxs jubiladxs), así como el subsidio que la municipalidad de Lima le ha dado al Metropolitano 2 a 3 veces para que no se vayan a la Huelga ya que sus empresarixs dicen que no estaban ganando mucho como lo hacían antes de Pandemia donde su normalidad era llevar sus buses llenos. Dicen caprichosamente (sobre todo cuando deben salarios) lxs empresarixs, que lxs trabajadorxs no deberían vivir de sus sueldos, pero en Pandemia se han olvidado de ese lema y han corrido a llorarle al Estado (Reactiva Perú) y a la municipalidad para que les ayuden a no quebrar. Por cierto es una total mentira que por meses de para de producción o de servicios se vayan a la quiebra, esa es una táctica usada en Estados Unidos donde el Estado siempre termina salvando a lxs empresarixs sobre todo a lxs grandes a través de supuestos préstamos que luego nunca pagan. Salvataje financiero le llaman. Investiguen si gustan.

Tampoco esperemos la aparición de alguna ONG porque estas son financiadas por las mismas empresas que nos explotan, pero que a través de las ONG terminan lavando su imagen como entre otras lo hace la empresa Movistar (antes Telefónica) y su Fundación Telefónica, o como lo ha hecho ahora en Cuarentena la CONFIEP, aquel conglomerado de empresarixs que hacen y deshacen las leyes laborales y se las manda ejecutar al Estado.

Además las ONG tienen como objetivo apegarnos a lo que el Sistema nos dice, que sabemos que es solo mandatos para oprimirnos, para nada cuestiona al Sistema porque del Sistema existen y gana sus sueldos de paso.

Solo nos queda organizarnos como población, como comunidad, localidad, etc de manera verdaderamente autónoma sin la intervención del Estado, Privado y ONG.

Tampoco esperemos nada de la Iglesia pues esta además de ser financiada por el Privado o por el Estado, tiene también como objetivo someternos a su ideología de dios, patria y familia. Una ideología que comparte con el Estado y sus fuerzas armadas, que solo ha causado guerras, violaciones a menores de edad y adultxs coo el caso Sodalicio etc, muertes o cárcel por abortar, xenofobia, transfobia, homofobia, misoginia, dar la otra mejilla cuando nos golpean y la creencia de que no importa como vivamos en la Tierra porque nos dicen que en cielo seremos Bienaventuradxs mientras lxs bienaventuradxs en la tierra son las cabezas de todas las religiones. Es la sumisión completa a lo establecido por este sistema de dominación y sus leyes que normalizan su opresión y castigan nuestra desobediencia.

El problema no es creer en algún dios, el problema es imponer su creencia y usar o interpretar cada libro de cada religión como única verdad y único camino y forma de vida para beneficiar a unxs y perjudicar a otrxs. Y ya sabemos quienes son lxs beneficiadxs siempre y en toda religión.

No es de sorprender que todxs lxs candidatxs presidenciales tengan estas ideas opresivas insertadas y las propongan como plan de gobierno, algunxs más descaradxs que otrxs, pero todxs a las finales lo van a imponer con sus respectivas formas desde luego.

Se dice que Verónika Mendoza sí está con las mujeres y hasta con la comunidad lgtbi, pero en la práctica no lo está pues en su entorno hay agresorxs, y además parece no conocer la resistencia de la llamada Comunidad Negra o de las Trabajadoras Sexuales. Y si ahora está con ellas, es porque su entorno le ha dicho que las incluya para que no pierda votos, pues eso es de recién.

Y eso de estar con las mujeres, lgtbi y demas grupas discriminadas es una práctica ya antigua de la izquierda que usa sus bases para aglutinar sus partidos con dichos clamores pero cuando llegan al Poder se olvidan fácilmente y acusan de contra-revolucionarixs a quienes les hacen recordar sus promesas o sus supuestas alianzas o respeto. Y en todo caso, no necesitamos el respaldo de un partido político, en cambio son esos partidos los que nos necesitan para subir al Poder. NO les hagamos la tarea fácil.

Tampoco está con lxs ambulantes informales a quienes ya amenazó en campaña diciendo que recuperará los espacios públicos lo cual en palabras pareciera sonar lindo pero en la práctica es desalojar ambulantes informales tal cual lo hizo su amiga Susana Villarán. Además está manchada con la agenda de Nadine Heredia, y tiene un padre que ejerce la minería informal por eso es también que desea formalizar la minería para que siga explotando y contaminando la Tierra. Es por eso también que al igual que su ex-aliado Marco Arana nunca se declararon antiminerxs.

Vivamos y sobrevivamos con lo que tenemos, pero recordemos que podemos llegar a más, para poder así encaminarnos a una vida en libertad. Pero este cambio no es fácil ni a corto plazo, pues ninguna solución real lo es, esto implica esfuerzo y un gran cambio de lo que creíamos y hasta de lo que hacíamos. Es la de-construcción que luego pasará a ser construcción.

Aprendamos a vivir en libertad, empezando con dejar de asimilar la opresión del Estado o del Capital o de la iglesia.

Nadie conoce mejor nuestras realidades que nosotrxs mismxs, y en base a ello, solo nosotrxs podemos cambiarlo.

Gane quien gane, seguiremos resistiendo a quien entre, pues lxs únicxs que no ganamos no son lxs candidatxs vencidxs, sino nosotrxs en el día a día.

Solidaridad con lxs ambulantes, campesinxs y demás trabajadorxs explotadxs, colectiverxs, gente sin techo, gente que se recursea de alguna manera, con lxs migrantes, con las comunidades nativas que resisten a las diversas industrias, con toda especie animal que da la lucha día a día para salir de sus prisiones, con la lucha anticarcelaria, con lxs trabajadoras sexuales cuya liberación será cuando no tengan cafichos (lxs que lxs tienen), con toda diversidad y disidencia, … y con todxs lxs desobedientes de este sistema de dominación y su lógica del dinero y del Poder.

Recibido el 30 de marzo del 2021


Colaboraciones a edicionesapestosas[arroba]riseup.net


Pin It

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *