Lucazo solidario por justicia y dignidad a nuestras privadas de libertad

by • 19 noviembre, 2020 • ActividadesComments (0)244

Salud, compas! Para la bajada de texto del lucazo de este mes, quisimos generar un contenido no tan agitativo, sino más afirmativo,de la realidad carcelaria que se vive en este territorio. Esto, para que podamos dotar de contenido las posturas anticarcelarias, las perspectivas antipunitivas, y la relación estrecha que existe entre cárcel y feminismo.

Ha sido cosa de sentarnos a recopilar información para darnos cuenta de que, con la promulgación de la Ley 20.000 en el año 2005, se ha duplicado e incluso triplicado anualmente el número de mujeres y disidencias que han caído en las garras de las prisiones del Estado. La causa de esto salta a la vista: la mayoría de las mujeres privadas de libertad lo están por tráfico, y la mayoría de las mujeres presas por este crimen son madres, de entre 1 a 15 hijxs. Esto está directamente enlazado con la condición de ser madres solteras dentro de un capitalismo salvaje que no da muchas oportunidades a quienes, estando ya en una dimensión precarizada, además están bajo el rol de cuidado de la maternidad. La “guerra contra el narcotráfico” instaurada por la gubernamentalidad, lo único que hizo fue criminalizar a un sector vulnerado de la sociedad, exponiendo a mujeres madres solteras que encuentran en el tráfico la única oportunidad de poder mantenerse con sus hijxs, a una vida de encierro carcelario, de estigmatización, y de sufrimiento. La feminización del narcotráfico ES un problema patriarcal, asi como la feminización de las prisiones es un fenómeno que cada vez se hace más evidente, y es a partir de esos antecedentes que nos parece importante visibilizar esta situación para darle un nuevo prisma feminista a nuestra postura de solidaridad con laes privadaes de libertad.
Queremos hacer uso de este espacio para dejar claras las repercusiones de una gubernamentalidad punitiva que, en vez de hacerse cargo de los problemas y desigualdades de clase, agranda la brecha, teniendo como consecuencia el encierro de compañeraes. Es a partir de esto que reafirmamos que ningún espacio político ni gubernamental hace realmente algo por nosotraes, y que es nuestra responsabilidad política el extender nuestras redes de apoyo a quienes han quedado marginadaes por un sistema económico depredador.

Teniendo presente la matriz explotadora y patriarcal que mantiene encarceladaes a nuestraes compis, reafirmamos que contamos con nosotraes.

Pin It

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *