Cuentos, ilusiones y expectativas en el pandémico y revuelto reino de $hile

by • 12 octubre, 2020 • Abya Yala (América Latina), Noticias, comunicados y columnasComments (0)327

En un mundo espectacular jugar a las ilusiones es una de las principales partes de la alienación contemporánea, es un aprendizaje del andamiaje que sostiene la explotación como la conocemos hoy en día, es parte del desarrollo de su historia para su propio mantenimiento. El sistema aprende constantemente a defenderse de los ataques, reestructurándose de acuerdo a las necesidades que son demandas por sus propias contradicciones. Ha descubierto que la flexibilidad y la adaptación genera aún más valor y mantienen las cosas mucho más “calmadas” que la tozudez de la forma, el uso de IA y computadoras cuánticas va cambiando rápidamente el panorama y su capacidad de análisis, claramente a su favor. El conservadurismo está muerto y enterrado, más que para revivir como cadáver de la nostalgia de un triste pasado perdido, de los “viejos días de gloria” de asquerosos ancianos sádicos y torturadores, haciéndose carne en una horda de patéticos nazistas, fascistas, liberales fanáticos y una importante cantidad de trolls de internet, que solo están para proteger los interese de sus mandantes, para alimentar la carne de cañón de la reacción. Estos últimos personajes no están ahí para lograr recuperar el control de la economía o del estado (por mucho que -graciosamente- lo crean), eso la burguesía lo tiene mas que claro y los usan como el “cuco” del momento, además de sumar fuerzas para que les hagan su trabajo sucio. Los capitalistas están dando a entender abiertamente su postura en la disposición que tienen sus más prominentes representantes (empresarios visibles, políticos varios, gente del espectáculo, etc.) en hacer avanzar el plebiscito, el apruebo y hacer una cerrada DEFENSA DE LA DEMOCRACIA. En este punto hay una postura transversal y es el mejor dique para contener la fuerza liberadora de la Revuelta (la capacidad de organización autónoma y horizontal, la capacidad de revelar y atacar, sin una elitista profesionalización, al enemigo, la capacidad de responder en lo inmediato de varias necesidades, etc.), haciendo que el otro “cuco”, el de la violencia insurreccional, aparezca como algo despreciable e intolerable para la figura del buen ciudadano “que participa”, democratizando el esnobismo liberal de los hijitos de la pequeña burguesía progre, donde lo que hay que hacer es aislar a “lxs violentxs”, a lxs flaytes, a lxs pobres, con ese viejo y rancio paternalismo izquierdista del “noeslaforma” que usan y han usado a todo lo que la reacción socialdemócrata no puede controlar, ¿de verdad a nadie le parecen conocidos los argumentos que se están dando?, 1988 ¿alo?.  Por un lado, tenemos a los nostálgicos de ese sádico tatita que creen tener el control de algo por que les soltaron un mayor raspado de olla, por el otro a ilusionadxs izquierdistas que piensan que ellxs van a poder poner las reglas del juego para hacer un “capitalismo más humano”, algo así como un neoliberalismo extractivistamente ecológico, en la medida de lo posible, obvio, omitiendo por arte de magia la depredación y las consecuencias a niveles macro que se han generado al planeta en su vasta totalidad, por creernos la lógica del “hombre dueño de la tierra”, y que a todas luces está acelerando cambios político/sociales que van evidentemente hacia una civilización aún más domesticada, controlada, militarizada y autoritaria, gracias a la tecnología y al eterno “estado de excepción” que las democracias occidentales han preferido a esos sucios y engorrosos golpes de estado setenteros, ¿de verdad crees que tu voto “vale” en este escenario?, esta es toda la democracia que tendremos, no hay que arreglar nada, sobre todo en una región del mundo que abastece de materia prima a los dos polos capitalistas más importantes del planeta, porque la democracia es la forma actual y mas útil que ha elegido el sistema para mantener el estado actual de cosas, es su juego y lo controlan como les plazca, la ilusión de decisión y de participación es exactamente el producto que se vende, [esto no apunta a quienes “creen” o votan en el apruebo, si no a sus desesperados traficantes de democracia] una nueva identidad donde la juventud (y la no tan juventud) rebelde abandone esos bajos impulsos de creer que pueden hacer la vida por ellxs mismxs y que todos nos pongamos a cantar con ellos que la alegría ya viene, que de verdad mañana será distinto compañero, que esto es un triunfo del pueblo,  los mismos que te dicen que la salida de Pinochet se “gano en las urnas” y no por que fue un pacto para administrar mejor el modelo hacia la depredadora inversión internacional y desarmar a lxs opositorxs, los  mismísimos que te sapeaban a los servicios de inteligencia cuando estaba Bachelet y la concerta sentados en el tronito de este misero, pero no menos tragicómico, reino.

Los argumentos sentimentales de los más vehementes rechazistas y apruebistas develan lo patético del juego en general, nadie nombra ningún hecho concreto, solo se vende ilusión o miedo de un lado para otro, “las reformas” que surjan de este patético “pacto de paz (del cementerio)”, no tendrán ni el más mínimo alcance con el que fantasean los más “radicales” apruebistas, porque, ¡voila! que gane el apruebo también es parte del pacto, porque se necesita soltar presión de la olla para que esta no explote realmente, es una píldora sedante, es el soma de Huxley, por que la izquierda y la derecha unida (absolutamente todos los partidos del orden) tienen más terror y se muestran aún más unidos ante lxs explotadxs incontrolables que podían seguir agarrando papa (quizás hasta donde, virgen santísima) y que seguían sin pescarlos a ellos, antes que atreverse a bajar un presidente por la presión callejera y que le dieran alas a la creatividad insurreccional que reafirma la vida libre y que no compra la tan aclamada democracia, ¡y no!, no es que me imagine la religiosa y estúpida creencia que hay una “revolución” a la vuelta de la esquina, que podemos “librarnos de todo mal” de la noche a la mañana, o que está listo y en marcha el Plan Z. Si es que en este territorio del mundo había una desidia a la democracia no era por el esfuerzo de una conciencia revolucionaria que hacia cuestionar las estructuras del sistema (ya bueno, si igual algo aportamos), si no mas bien con el descaro de los arreglos que esta democracia no tenia el suficiente tino para esconder de mejor manera, el carerrajismo finalmente, porque en el fondo todxs sabemos que el parlamento, la presidencia, los alcaldes y todo el resto de la parafernalia de título, no son más que arreglos entre privilegiados que aspira a controlar un pedazo más grande del sistema para su propio beneficio, pero que jamás apuntaría a su destrucción, solo a su reforzamiento. Todxs en el reino de $hicle, por lo bajo intuimos, si es que no sabemos con certeza, que quienes salvaron a su bajeza don Piñera Echeñique en el momento del (probable) puntapié final, ¿acaso no fue la buena y ciudadana izquierda? ¿Quién pacto con el enemigo, mientras se sumaban los muertxs, heridxs y presxs en las calles? ¿Quién le hace el juego a la derecha? *risas maquiavélicas sonando*…

Se podría también tomar la posición de pensar que esto es inofensivo o incluso un paso para las batallas venideras en una pretendida trayectoria revolucionaria, eso podría ser admisible si no fuera por que esta misma campaña, al igual que el NO, al igual que la elección de Allende, convierte de forma milagrosa a la mayoría de las iniciativas populares autónomas y horizontales que nacieron al calor de la lucha (en la Revuelta o mucho antes) en comandos de una campaña política milimétricamente dirigida por los partidos opositores de turno, quienes no dudan en difamar con la bajeza moral que los caracteriza, a quienes se muestran reacios a esta “oportunidad”, desarmando la mano de los territorios organizados, ocupando su energía en esta (casi) perfecta ilusión, dejando de lado otros temas y otras formas de organizarse, lisa y llanamente censurándolos, haciéndolos tabúes, introduciendo lógicas que hasta hace poco parecían extrañas en las asambleas, normalizando la intervención de los pastores del orden (partidos políticos que dicen representarnos), que quieren traer nuevamente al rebaño, ahora revitalizado y consciente, de las arcas de nuestra mejorada democracia, gracias a la lucha, obvio po compañero. A la lucha donde ellxs no arriesgaron nada, al igual que sus papis y mamis que se autoexiliaron en los 70-80 en la lucha contra la Dictadura, la Concertación y la campaña del NO. Lxs muertxs siempre lxs ponen lxs pobres, lxs marginadxs, lxs encarceladxs, lxs mutiladxs y perseguidxs, porque son cosas que molestan, que manchan el acuerdo entre tan honorables personas y el poder, todo de un plumazo democrático escondido debajo de la alfombra para que el sistema se pueda administrar bien, bien para ellos, evidentemente, a expensas de una increíble cantidad de sufrimiento repartido entre lxs de abajo. Es incluso mas grave el hecho de que el discurso de la “calma y la democracia”, del “cuidemos el plebiscito”, del “estos simios no entienden nada”, estigmatiza y apunta con el dedo inquisidor, ahí donde hace casi un año había un “apoyo”, una validación, mistificada mágicamente por el hecho de creer que toda acción ilegal es producto de una infiltración de agentes del sistema para perjudicar la limpia imagen de los democráticos ciudadanos, o simple y llanamente la criminalización, el aislamiento, la difamación y el sapeo (¿quienes trabajaron en la Oficina, quienes trabajan en al ANI?), todo esto derivado del inocente y bienpensante “noeslaforma”.

 ¡Y no! damas, caballeros y mutantes varixs, no me refiero a que a violencia insurreccional sea lo único que haya que practicar para librarnos del sistema imperante, pero ¡diablos! si es un buen removedor del maquillaje, ese de las tiendas de grandes capitales que se hacen ricos vendiendo fantasías a las personas, de los bancos y AFP’s que hacen de rostro de la miseria hacia la que nos empujan, del de la cotidianidad asfixiante patriarcal y violenta que genera la violencia entre nosotrxs lxs explotadxs, en lo absurdo de trabajos que ni siquiera nos hacen ejercitar ni una mínima habilidad útil para la vida, con el desdén de un mundo rápido y desechable donde las relaciones humanas pasan a ser meramente mercancía, donde la pose y la identidad vale más que cualquier trasfondo, argumento, accionar o consecuencia y también donde la policía y los uniformados en su totalidad se muestra tal y como fueron concebidos, como un ejército privado de los dueños de todo -pronto en versión más democrática e inclusiva-, con el que pueden dormir tranquilos los que desean controlarnos y no ensuciarse sus agraciadas manos con la sangre de nosotrxs lxs rotxs de siempre.

Vamos camino al matadero (social, político, climático, nacional, internacional, uste póngale) solo queda nuestra propia capacidad de organización, ataque y subsistencia, por fuera del sistema que nos pretenden vender, debemos ser capaces de crear, practicar y difundir un camino realmente liberador y avanzar a la reconstrucción de la comunidad humana y del nutritivo crecimiento individual y colectivo, con nuestras propias formas y herramientas, estando ahí donde solo dependemos de nosotrxs mismxs y de nuestra comunidad más cercana, esto dista mucho de ser un camino recto, mágico, sin horror ni violencia, todos sabemos el sadismo que aplican los agentes del sistema sobre todo en tiempos que hasta los “rebeldes” lo justifican, cuando ven peligrar de verdad el más mínimo de sus privilegios, creo firmemente que debemos desconfiar de todo el que venda fórmulas mágicas que “arreglaran” las cosas, porque no hay nada que genere mas impotencia en la capacidad individual y colectiva que un mesías. En el mismísimo desarrollo de la lucha iremos develando quienes están a nuestro lado y las formas más efectivas de hacer las cosas, con nuestra capacidad de pensar y actuar es que desarrollaremos la praxis necesaria para la destrucción del poder y de cualquiera que pretenda levantarlo, en las incontables desilusiones aprenderemos con dolor los errores que nos llevaran a afilar nuestras ideas y nuestras prácticas y que estas se difundan más rápido que el peor de los virus civilizatorios.

Esto no es un llamado a la estupidez del rechazo, ni si quiera a “boicotear” elecciones que no deberían marcar la táctica en particular de un camino anárquico y revolucionario, ni mucho menos ir a webiar desde el podio moral de lo identitario al/la vecinx cuestionándolo como un juez, pero si es importante poner los puntos sobre las ies, si es importante general tensiones discutibles, si es importante señalar el locuaz engaño, aun abierto a despertar fanáticas y bastante ridículas odiosidades envalentonadas con el “anonimato” de las pantalla y la tecnología de ultima generación. No se dice que se quiera que sigan las cosas como las formulan el facherio chilensis, se señala claramente que tanto el facherio como su oposición “valida” no son los que deciden y han decidido las reglas del juego para este territorio forzado a ser $hile, son solo posiciones que el poder usa para administrarse a sí mismo, solo son parte de un patético espectáculo que cada vez mas va perdiendo su brillo, dejando de encandilar con falsos miedos o ilusiones (ahora se pusieron a pulir un poquito más), la misma moneda con dos caras igual de terribles y peligrosas que han llevado al mundo y a nosotrxs a un punto de no retorno con las consecuencias de sus intervenciones y que si no nos vamos preparando desde ya, con todas las herramientas necesarias y propias del contexto, daremos aún menos pelea que nuestros padres, madres y abuelxs cuando vinieron a detenerlxs, asesinarlxs, torturalxs o hacerlxs desparecer en masa, no podemos lanzarnos a la pelea desarmados ni confiando en lo que queremos destruir, ni quienes lo defienden, repitiendo los errores de nuestrxs antepasadxs, se vistan como se vistan, se disfracen de la forma que sea. No se trata de mantener una pureza ideológica, ni mucho menos levantarse en un podio moral, tampoco un fanatismo por “tener la verdad”, si no de denunciar lo que siempre lxs anarquistas hemos dicho y que se viene repitiendo en la historia hasta el cansancio, que la democracia, el estado, el capital y el patriarcado son formas de administrar la dominación de todo lo que hay sobre la tierra, y por ser totalitario, al abarcar todas las facetas de la vida de los animales (si, nosotrxs también somos animales) y la naturaleza, se hace imprescindible su violenta destrucción, con estrategias que vayan prefigurando el mundo que quisiéramos vivir y crecer, sin compromisos ni medias tintas que embellezcan y refuercen el podrido cadáver de este sistema en descomposición, sin que en las ansias de querer “ganar algo” con las herramientas que nos impone el amo, termine reforzando los eslabones de la cadena de nuestra propia dominación, desaprovechando una vez mas la real oportunidad de radicalizar las contradicciones del sistema y las formas de lucha y organización.

Newen a todxs lxs perseguidxs y encarceldxs de la Revuelta y la Guerra Social.

¡Muerte al poder sus defensores y sus falsos críticos!

¡Por la organización autónoma y horizontal por fuera y contra este mundo de miserias!

Amulepe Taiñ Weichan.

 

Una Cuchilla Andante, octubre 2020,

en algún lugar central del reino de Chicle.

Recibido el 10 de octubre del 2020


Colaboraciones a edicionesapestosas[arroba]riseup.net


Comunicado: las calles son nuestras, las urnas del poder

Después del plebiscito nos seguirán atacando para defender el orden de los ricos: ¡¡¡Sublevación!!!

Pin It

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *