Sobre la reciente campaña del Ministerio de la mujer y la equidad de género “en contra de la violencia de género”

by • 2 junio, 2020 • Abya Yala (América Latina), Noticias, comunicados y columnasComments (0)200

El video tiene una bajada en texto que recita “nunca es tarde para reflexionar y pedir perdón por los errores del pasado” acompañado por el material audiovisual de un abuelo escribiendo a su nieta recientemente agredida por su pareja. Narra cuánto se arrepiente de haber ejercido violencia física en contra de su esposa cuando ella estaba viva y cómo sus lágrimas pueden cambiar la vida de su nieta. Una vez más la narrativa y la vida de las mujeres está en manos de un hombre. Este es un discurso de pura emocionalidad lastimera que pretende ser un llamado a “apoyar”… ¿apoyar a quién? Según este dispositivo del Gobierno, a las víctimas de violencia. No obstante, no es más que una apología al arrepentimiento que intenta hacernos empatizar y perdonar a quienes perpetúan el patriarcado cotidianamente y ejercen violencia sistemática en contra de las mujeres. Esta detestable campaña no hace más que dejar al descubierto la perspectiva sobre la violencia de género de este malgobierno y la ministra de nadie: presentar el perdón como un recurso para las víctimas no propone ninguna forma de erradicar el machismo y la violencia, es un mero control de daños que valida la violencia porque la entiende algo inevitable y natural que no se puede cambiar y no como un problema estructural. Se incita al perdón como si no existiera nada más que hacer; y como si eso fuera poco, pone sobre los hombros de las víctimas y sobrevivientes la labor de perdonar a un agresor victimizado. Apelar al perdón es una burla hacia quienes sufren de abuso a diario. El arrepentimiento, como gesto cristiano de expiación, no nos devuelve la salud mental, física ni sexual, no nos devuelve la vida después de que nos matan en nombre del machismo.

Que una figura como el Ministerio de la mujer y la equidad enfoque su supuesta campaña de apoyo a víctimas en quien ejerce la violencia, pidiendo comprensión y dando cabida a segundas oportunidades, es un evidencia clara de que no les importamos, de que siguen defendiendo a la figura hegemónica del hombre. Esto no es más que un recordatorio para que desconfiemos de estos aparatos que en las premisas están para acompañarnos y brindarnos redes de protección, pero que en el fondo siguen perpetuando y avalando la existencia del machismo. No queremos ni ministra, ni un Ministerio hipócrita que defiende a nuestros violentadores, a nuestros femicidas! No queremos que sigan validando la violencia de género y victimizando a agresores para generar empatía en las víctimas y sobrevivientes, quienes ya de por sí luchan para denunciar y pedir ayuda.

Ni este ni ningún gobierno toma en serio nuestras vidas y campañas como esta demuestran que siguen del lado de los opresores. Recuperemos nuestras vidas, antes de que nos las quiten; construyamos redes de apoyo y seguridad horizontal, entre mujeres y disidencias, sin que intervengan políticxs basura de turno, confiemos nuestras vidas a nosotras y nosotres, porque no hay perdón que valga si se trata de nuestros cuerpos.

Órgano Anarco Feminista Santiago

2 de junio 2019


Santiago: El patriarcado, el estado y la impunidad se disfrazan de mujer

Santiago: Ningún ser humano es ilegal

¿No tenemos ministra? ¡No queremos ministra!

El virus racista

 

Pin It

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *