Región griega: Al movimiento anarquista y a quienes participan en la lucha en Estados Unidos

by • 24 junio, 2020 • Europa, Mundo, Norteamerica, Noticias, comunicados y columnasComments (0)384

Es con entusiasmo, incertidumbre, esperanza y tristeza que vemos lo que está ocurriendo en las calles de las ciudades de los Estados Unidos después del asesinato racista del afroamericano George Floyd. Estamos con vosotros/as, nuestra solidaridad se expresará desde aquí con acciones. Sois quienes luchan en el corazón de una superpotencia que, junto con otras, dominan el planeta. Estáis en lo que el resto del mundo ve como el “centro del mundo”. Por lo tanto, las imágenes e informes que recibimos de las protestas, los enfrentamientos y la guerra de propaganda tienen un valor histórico y un efecto mucho más allá de las fronteras de los Estados Unidos. Lo que hagáis nos afecta mucho más de lo que desde aquí os podemos afectar, sin importar lo que hagamos. No podemos hablar en profundidad sobre hacia dónde se debe dirigir su lucha, ni sugerir nada. Las diferencias entre las condiciones griegas y americanas son tales que dan forma a un panorama completamente diferente. Aquí, no hay minorías con las mismas características sociales que los/as afroamericanos/as en los Estados Unidos. Aquí, el racismo sistémico está dirigido a refugiados/as, romaníes y algunas minorías étnicas que están geográficamente aisladas. Enfrentamos la represión de un estado que es bárbaro como cualquier otro pero con menos recursos que su equivalente en los Estados Unidos que además carece de orgullo “imperial”. Aquí solo somos 10 millones de personas con únicamente dos metrópolis … Entendemos que lo único razonable es compartir con vosotros/as nuestras experiencias en acontecimientos similares que, a pesar de las diferencias en las circunstancias, podrían ayudar a las personas en el la lucha cuando se vean obligadas a tomar decisiones, como pasa en cada revuelta de la historia. Al fin y al cabo, el griego es en otro estado capitalista avanzado, un poder imperialista occidental con una democracia burguesa, con medios de comunicación similarmente deteriorados a los de Estados Unidos, y también con muchos racistas y fascistas. Y así, en 2008, agentes de policía asesinaron a un joven de 15 años en el barrio, históricamente radical de Atenas, de Exarchia. En todo el país, experimentamos un mes de insurrección masiva contra la barbarie del estado, una insurrección liderada por la juventud junto con otras fuerzas políticas radicales. En la punta de lanza de las mismas, las anarquistas. Además, unos años más tarde, durante la crisis económica y el rescate de Grecia por parte del FMI y la UE, volvimos a experimentar importantes insurrecciones. Unos años después de estos eventos,estamos en la etapa de extraer nuestras conclusiones, algunas de las cuales creemos que podrían estar relacionadas con su lucha. Las abordamos en pocas palabras, esperando que las encontréis útiles.

1. Los sucesos de insurrección hacen que la gente escuche. De repente, miles de personas no solo están dispuestas a escuchar nuevas sugerencias e ideas, sino que también las piden. Es una oportunidad única en la historia para que los movimientos radicales se dirijan a las personas y las convenzan.

2. En tiempos como estos, la peor amenaza proviene de dentro. Detrás de quienes que luchan, de quienes roban horas el sueño, se lesionan o son arrestados/as, hay fuerzas políticas convencionales que esperan su momento, buscando su propio ascenso. Son las primeras en tratar de socavar el espíritu de lucha, las primeras que intentarán hacer que las personas regresen a sus hogares y aíslar a los elementos más radicales cuando la tensión disminuya. En Grecia, después de los acontecimientos de 2008, el ganador final fue un partido político de izquierda que finalmente se convirtió en gobierno y, naturalmente, incumplió sus promesas anteriores.

3. Las insurrecciones mueren y, a menudo, la pregunta al final es qué se ha ganado. Inicialmente el estado, para calmar la opinión pública, no dudará en sacrificar a sus servidores “caídos en desgracia” por sus acciones, que a menudo han sido repetidas por otros como ellos en el pasado y desafortunadamente son “normalizadas” por el estado. En Grecia, el asesino del niño de 15 años fue juzgado y condenado a cadena perpetua. Dependiendo de la duración e intensidad de la insurrección, y aparte del castigo, generalmente temporal, del perpetrador, se podría ganar algo de terreno en forma de reformas legales. Esto es bueno, pero hay cosas mucho mejores que ganar, como la confianza, el desarrollo de la conciencia política y la organización a largo plazo de las personas de las bases.

4. Aunque la lucha contra la represión o el racismo son temas centrales, la insurrección traerá muchos más. Al final, esto es lo más importante: organizar a la gente desde la base. En Grecia, durante la época de crisis financiera y grandes movimientos populares, se formaron asambleas de base. En nuestra opinión, el movimiento anarquista carecía de una estrategia capaz de continuar y expandirse y, por lo tanto, este potencial dentro de la clase trabajadora se marchitó y murió. Sin embargo, dado que todavía funcionaba, mostraba elementos que nos permitían abrigar muchas esperanzas …

5. Durante las revueltas, así como durante las revoluciones, las personas de las clases sociales más privilegiadas pueden apoyar a las de la clase trabajadora. No es algo negativo. A menudo, la conciencia social de una persona supera su clase o interés político. Sin embargo, esto no puede eclipsar el hecho de que al final la clase trabajadora debe buscar las causas de su sufrimiento en la desigualdad de clase y la delegación política. No pueden faltar el análisis de clase y sus propios referentes, escuchamos con regocijo que el famoso eslogan “Eat The Rich” sacude las calles de las ciudades estadounidenses. Sin embargo, aparte de las calles, esto se nos ha hecho evidente, los lugares de trabajo también deben convertirse en espacios de resistencia, insurrección y organización.

6. La calumnia, el fatalismo y la producción de miedo son, sin lugar a dudas, parte del arsenal de los medios de comunicación cada vez que surge una situación como esta. Es inevitable, una estrategia productora de miedo que intenta presentar una fachada aceptable para la burguesía. Las personas pobres, inmigrantes y marginadas seguramente saquearán la riqueza que se les niega. Sin embargo, el problema del crimen organizado desviando la revuelta requiere atención diligente, no por el bien de los medios, sino por el propia alma de la revuelta.

Somos quienes producimos la riqueza y no hay otra acción más profundamente revolucionaria que reclamarla.

7. En 2010, durante el momento álgido de la lucha contra la supervisión financiera de Grecia, durante la protesta más grande y militante en el centro de la capital, un banco se incendió y 3 trabajadores que estaban dentro murieron. La pena que esto causó a todo el mundo, así como las feroces calumnias de los medios de comunicación contra el movimiento, apagaron la ira y dieron un golpe al movimiento del que nunca se recuperó. Tales eventos son producto de la mala suerte, negligencia criminal o provocación y pueden convertirse en la lápida de un movimiento.

8. Es un hecho que los fascistas darán un paso adelante, ayudando al estado en la calumnia y la represión de la lucha, especialmente porque el asesinato de George Floyd tuvo motivos raciales. Tales circunstancias, cuando los fascistas dan un paso adelante mientras el estado les protege, siempre es una buena oportunidad para arreglar las cosas con la plaga política más peligrosa que sufre la clase trabajadora.

9. A pesar de luchar en las calles durante décadas, no podemos criticar la parte militante de vuestra lucha. No nos enfrentamos al mismo tipo de enemigo que vosotros/as. Sin embargo, podemos compartir alguna experiencia de la revuelta de 2008 sobre una cuestión central. Además de los enfrentamientos durante las convocatorias centrales y masivas, el activismo en barrios, incluso en toda la ciudad o país puede intensificar el clima general y desorientar a las fuerzas estatales.

10. En estos momentos, lo principal que deben hacer las fuerzas revolucionarias organizadas es poder dar respuestas sobre cuestiones de funcionamiento, organización y políticas. No es el momento de seguir los enfoques ideológicos de manual. Es mil veces mejor tomar una decisión equivocada que no tomar ninguna decisión. Ninguna revuelta es una copia de otra y, por lo tanto, cada nueva revuelta requiere enfoques distintos. Los/as anarquistas deben estar preparados/as y ser capaces de encontrar cuáles son sin dudar ni demorarse. Experimentad, mantened la mente abierta y aunaros (como descubrimos en 2008, una revuelta puede cambiar drásticamente el status quo dentro del movimiento). Insistimos en la unidad y la estrategia común entre los/as anarquistas, sabiendo bien que es más fácil decirlo que hacerlo.

En situaciones como esta, lo que es una buena idea y lo que no lo es, lo que es importante y lo que no, lo determina el futuro, no el pasado. En ningún caso es nuestra intención dar lecciones. Lo que vemos que sucede en los Estados Unidos es más grande y más importante que cualquier cosa que hayamos vivido hasta ahora en Grecia. Estaremos a vuestro lado lo mejor que podamos, mientras mantenemos nuestra propia lucha por aquí. El internacionalismo y la unidad entre las personas en la lucha reflejan la unidad de los intereses de la clase trabajadora en todo el mundo, independientemente del color, la raza y la cultura. Recordamos la solidaridad del movimiento estadounidense con nuestras luchas. El camino que seguimos es común para todas nosotras, sin importar dónde nos encontremos en el mapa. Es el camino de la lucha contra el capitalismo, el estado, el fascismo, el racismo, el sexismo y cualquier tipo de discriminación.

Por la igualdad. Por la libertad. Por la justicia verdadera y permanente. Por la liberación social.

Federación Anarquista (Grecia)

Traducido por Alasbarricadas.org


De Chile a Minneapolis: una carta abierta – Solidaridad global con la rebelión contra la policía y el racismo

Minneapolis: ahora esta lucha tiene dos lados. Lo que estas manifestaciones significan para la era Covid19

Reflexiones sobre la violencia y la revuelta en Minneapolis

Es el capital quien nos impide respirar

Esto ya comenzó: es la guerra de clases

Filipinas: Anarquistas frente al terrorismo estatal del gobierno de Duterte

Pin It

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *