Santiago: Vencerán pero no convencerán

by • 10 mayo, 2020 • Abya Yala (América Latina), Noticias, comunicados y columnasComments (0)391

El objetivo del siguiente texto es demostrarle al lector que él como persona natural es capaz de hacer política por sí mismo sin necesidad de depender de “expertos políticos” que lo gobiernen. La política es una acción cotidiana que al igual que la economía se formula a cada día, a cada hora y a cada segundo, en este sentido, todos hacemos política cuando nos relacionamos entre sí, al igual que hacemos economía. Entonces: ¿por qué dejar la política para “expertos políticos” alrededor del Estado? el cual, por lo demás, pareciera ser una empresa mercantil más que una institución social. Sí podemos y hacemos política por nosotros mismos ¿por qué dejar que un Estado nos gobierne? Es mas ¿El Estado es una institución que promueve la democracia, es decir, que les permite a sus ciudadanos considerarse a ellos mismos como auto-gobernados más que como gobernados por otros? Decimos No y exigimos mundanizar la política, pues, es la única forma en la cual las personas podrán hacer y deshacer las soluciones de su pueblo. Como personas libres no queremos pedir al Estado y a sus “expertos políticos” soluciones, sino que queremos hacer por nosotros mismos las soluciones de los problemas que nos advienen. Pasemos a un ejemplo más clarificado para hacer reflexionar al lector.

El proceso plebiscitario que se está fraguando en el país no es más que un proceso institucional por y para el Estado, entendiendo al Estado como un conjunto de relaciones sociales entretejidas más que como una entidad físico-material. Por lo tanto, este proceso está en contra y en des favor de la Democracia. Porque, al estar monopolizado por el Estado, ya tiene un resultado hecho y no nos debería extrañar que, escogiendo cualquiera de las opciones; ya sea apruebo o rechazo, no se llevará a cabo ninguna trasformación socio-política profunda en la sociedad chilena, sino que más bien se justificará el poder de los “expertos políticos”. Ahora bien, se piensa que este proceso es un método democrático pues trata de generar soluciones políticas a través de la participación sufragaría de los ciudadanos y las ciudadanas del país, pero en realidad, esto no es más que una maquinación que pretende darle validez a políticas hechas a puertas cerradas y sin transparencia por estos “expertos políticos” que nos gobiernan.

Preguntamos ¿por qué si ya se han hecho plebiscitos populares en contra de las hidroeléctricas, el TPP11 e incluso la misma consulta ciudadana por el próximo plebiscito (los cuales no han sido tomados en cuenta por el Estado) ahora debe tomarse como oficial este proceso que insistimos esta monopolizado por el Estado y no está hecho por la misma gente, sino que por “expertos políticos”? Con todo, en vez de confiar este proceso al Estado chileno, debería hacerse por la misma gente y sobre todo por las juntas de vecinos, pues, es la única forma de que este proceso sea transparente y legítimo; fuera del campo estatal y su poder corrompido. El próximo plebiscito a realizarse en Chile, como cualquier otro programa político regulado por el Estado, no hace más que especializar las relaciones sociales que la sociedad tiene con la política; alejando la política de la cotidianidad y, al mismo tiempo, alejando a las personas de la política, pues, se consideran ignorantes ante estos temas. Pero tú no eres ignorante, tienes voz, derecho y un deber con la política, no como una persona que pide soluciones, sino como una persona que las hace.

Que viva la anarquía ¡Amor, Solidaridad y Fraternidad!

Sindicato de Oficios Varios Santiago

10 de mayo del 2020


SOV Santiago: Seguridad social a la chilena

SOV Santiago: Autonomía política para lxs trabajadores del mundo

OAF Santiago: El patriarcado, el estado y la impunidad se disfrazan de mujer

El despliegue necropolítico en tiempos de pandemia: la administración de la muerte en la región chilena

Pin It

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *