Comunidad de desempleadxs: Un esfuerzo más si no queremos ser más desgraciados

by • 3 abril, 2020 • Abya Yala (América Latina), Noticias, comunicados y columnasComments (0)286

El empresariado chileno bajo la consigna de una supuesta preocupación y acompañamiento en momento de crisis, ha mostrado su faceta “solidaria” realizando una “colecta” (1) a lo largo del país, que reunió la astronómica cifra de $50.000.000.000, que será destinada a comprar “implementos de salud, test de diagnósticos, equipamiento y otros instrumentos médicos que sean necesarios”. Los mismos que durante los primeros días de propagación del virus, ante la preocupación por parte de la mayoría de los trabajadores y trabajadoras de contagiarse con el COVID-19, se dedicaban a llamar a la clase trabajadora a la calma, acusándola de paranoica, afirmando que si se paraba la producción durante un par de semanas desaparecería Chile como país: tal y como estaba inscrito en los campos de concentración nazis nos hacían creer que “el trabajo nos liberaría” (2). Ahora estas mismas personas se muestran “solidarias”.

I

Aquellos que no tuvieron ni preocupación ni empatía con las y los trabajadores despedidos en plena crisis, nos invitan a que seamos comprensivos con su accionar, porque “todo el planeta se encuentra en crisis económica”. Recordemos que para el Capital las crisis son procesos de cambios o regeneración, no de fallecimiento, por ende, la burguesía jamás perderá. Es mas fácil declararse en quiebra para ellos y hacer los clásicos juegos que realizan: comprar empresas quebradas y reactivarlas, o evadir el pago de impuestos: Piñera sí que sabe de eso (3).

II

[Fragmento de una entrevista realizada a un trabajador que espera en la fila para cobrar su seguro de cesantía] (4) Entrevistador: “¿Qué le dijeron? ¿Por qué quedó cesante usted?” Trabajador: “Nos dijeron que por precaución por las cuestiones que se venían con el problema del coronavirus. Que íbamos a estar en contacto, que nos iban a estar llamando, puede ser una semana, como dos semanas… pero así estamos. Salimos todos con finiquito, todos finiquitados”.

III

A nivel país, se ha tomado la determinación de que los empleadores pueden no pagar los salarios a las y los trabajadores que no puedan trabajar debido a la emergencia sanitaria (5). Esto invita una vez más, al empresariado a realizar juegos y tácticas para su beneficio. El dictamen 1283 / 006 (6) en donde “respecto de los trabajadores que, con ocasión de dicha orden de autoridad o toque, NO INGRESARON a prestar servicios, corresponde concluir que no habiendo estado a disposición del empleador, éste NO SE ENCUENTRA OBLIGADO AL PAGO de las respectivas remuneraciones”. Si el trabajador por problemas de sanitización de la empresa misma o ante una futura catástrofe no puede concurrir a trabajar, el empleador no está obligado a pagar su sueldo. Una vez más, los patrones se salen con la suya.

IV

La empatía no se la pediremos a quienes son capaces de propagar el virus sin ningún tapujo ni resquemor (7). Son los empresarios y el resto de su clase social, quienes, ante el peligro de contagio, realizan su vida como si nada pasara, contagiando a las y los trabajadores: para ellos es una simple enfermedad, para nosotras y nosotros, puede ser una condena a muerte, pues contamos con un sistema de salud que se preocupa solo por el dinero.

V

Invitamos a todas y todos los trabajadores a estar atentos a cómo la patronal actuará post Teletón, pues para ellos el lavado de imagen es primordial durante este momento. Sabemos que ellos no “dan puntada sin hilo”.

VI

Invitamos a todas y todos a tener gestos solidarios dentro de los núcleos cercanos. Si bien sabemos que la vida cotidiana no es pacífica -sobre todo cuando se vive en poblaciones- podemos tener actos de amor y lucha: preocuparse por las vecinas y vecinos adultos mayores, solidarizar con las personas en situación de calle, brindando ayuda a quien la necesite dentro de las posibilidades que tengamos. Sabemos que las medidas de cuidado deben existir y las debemos tomar, pero sin olvidarnos de quienes están más “desamparados” en nuestra clase.

VII

Que la solidaridad sea un arma. No olvidar.

Comunidad de desempleadxs

Fuente: Omnia Sunt Communia


Notas

(1) https://www.youtube.com/watch?v=zSFE2v4xo08

(2) Esta consigna o lema se encontraba en la entrada de los campos de concentración nazis, en Auschwitz 1 se podía leer: “Arbeit macht frei” (El trabajo te libera)

(3) https://ciperchile.cl/2017/03/17/las-empresas-zombis-que-compro-pinera-para-ahorrar millones-en-impuestos/

https://www.eldesconcierto.cl/2017/03/17/revelan-como-pinera-compro-empresas-quebradas-para-ocultar-utilidades-y-ahorrar-impuestos/

https://www.biobiochile.cl/noticias/nacional/chile/2017/11/13/pinera-vuelve-a-justificar-compra-de-empresas-zombies-acusan-maniobra-para-perjudicarlo.shtml

https://www.fortinmapocho.cl/2017/11/21/lo-que-sebastian-pinera-quiere-ocultar-de-las-llamadas-empresas-zombies/

(4) https://www.youtube.com/watch?v=NzTQnVqYrbk

(5) https://www.youtube.com/watch?v=2JBXOknW6S4

(6) https://www.dt.gob.cl/legislacion/1624/articles-118468_recurso_pdf.pdf

(7) https://www.youtube.com/watch?v=ILIlUOITqvE

https://www.eldesconcierto.cl/2020/03/16/infectado-con-coronavirus-que-llevo-enfermedad-a-temuco-dice-haber-sido-notificado-positivo-durante-el-vuelo/


María Galindo: Desobediencia, por tu culpa voy a sobrevivir

Cuarentena e incomodidad

David Harvey: Política anticapitalista en tiempos de coronavirus

Las pandemias del capital

Este sistema nos está enfermando: Manifiesto del Secretariado de la AIT en respuesta a las situaciones en torno a la pandemia de COVID-19

Contagio social: guerra de clases microbiológica en China

Pin It

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *