Grupos de afinidad: Una parte esencial de la organización anarquista – CrimethInc

by • 7 octubre, 2019 • Biblioteca -autor, Publicaciones Afines, Revistas y FanzineComments (0)265

Deja que se reúnan cinco personas que estén resueltas a la acción, más que a la agonía de la sobrevivencia, y desde ese momento, la desesperanza termina, y las tácticas empiezan.

Tiempos difíciles están sobre nosotrxs. Ya los paros, bloqueos, manifestaciones, motines, y confrontaciones están ocurriendo regularmente. Estamos más que tarde para empezar a organizar para los alzamientos que vienen de camino.

Organizarnos no debe significar unirse a una institución preexistente y tomar órdenes a ciegas. Que abandonemos nuestra agencia e inteligencia para convertirnos en los engranajes de una máquina. Desde una perspectiva anarquista, las estructuras organizadas deben maximizar tanto la libertad y la coordinación voluntaria a cualquierescala; desde el grupo más pequeño hasta la sociedad más compleja.

Tú y tus amigxs constituyen un grupo de afinidad, el bloque esencial en este modelo. Un grupo de afinidad es un grupo de amiguxs que se entienden como una fuerza política autónoma. La idea es que las personas que ya se conocen y se tienen confianza, trabajen juntxs para responder inmediatamente, inteligentemente, y flexiblemente a las situaciones emergentes.

Este modelo sin líderes ha probado ser efectivo para actividades de guerrilla de todo tipo, al igual lo que la corporación RAND llama “tácticas de enjambre” en la que muchos grupos autónomos impredecibles abruman un adversario centralizado. Todxs deberíamos ir a las demostraciones en un grupo de afinidad, con una noción compartida de sus objetivos y capacidades. Si estás en un grupo de afinidad que tiene experiencia tomando acción juntxs, estarán mucho más preparadxs para lidiar con emergencias y sacarle provecho a las oportunidades inesperadas que surjan durante la acción.

Los grupos de afinidad son poderosos

Aun con su pequeño tamaño, los grupos de afinidad pueden lograr un impacto desproporcionadamente poderoso. Contrario a las estructuras tradicionales que operan de arriba hacia abajo, los grupos de afinidad están libres a adaptarse ante cualquier situación. Estos no necesitan consultar sus decisiones a través de un proceso burocrático complicado, de esta manera todxs lxs participantes pueden actuar y responder instantáneamente sin tener que esperar órdenes, sin embargo sí con una idea clara de qué pueden esperar lxs unxs de lxs otrxs. La admiración mutua en la que se funda el grupo es lo que lxs hace extremadamente difícil de desmoralizar, pues cuentan el unx con el otrx. Esto contrasta grandemente con las estructuras capitalistas, fascis tas, y socialistas, que operan a base de amenazas constantes y el miedo; los grupos de afinidad funcionan sin necesidad de ningún tipo de jerarquía o coerción.

Participar de un grupo de afinidad puede ser satisfactorio, divertido y sumamente efectivo.

Lo más importante de todo es que los grupos de afinidad son motivados por un deseo compartido y lealtad, en vez de por ganancias económicas, el deber, o cualquier otra compensación o abstracción. Es una pequeña maravilla que por estas motivaciones escuadrones policiales anti-motines han sido mantenidos en la raya por grupos de afinidad armados solamente de los canisters de gases lacrimógenos que se les han tirado.

Los Grupos De Afinidad Son Un Modelo Flexible

Algunos grupos de afinidad son formales e inmersivos: lxs participantes viven juntxs, y comparten todo en comunidad. Pero un grupo de afinidad no tiene que ser un acuerdo permanente. Puede servir como una estructura de conveniencia, ensamblado de un grupo de personas interesadxs y confiadxs, por la duración de un proyecto particular.

Un equipo particular puede actuar una y otra vez como un grupo de afinidad pero sus miembros también pueden dividirse en grupos de afinidad más pequeños, participar en otros grupos de afinidad, o actuar libremente fuera de la estructura del grupo de afinidad. La libertad de asociarse y organizarse como cada cual sienta es un un principio fundamental anarquista; esto promueve la redundancia, así que no hay ningún individuo o grupo que sea esencial en el funcionamiento del todo, y así los diferentes grupos se pueden reconfigurar como necesiten en cualquier momento. El grupo de afinidad es un modelo flexible que se ajusta a las particularidades y necesidades de todxs.

Escoge La Escala Que Te Funcione

Un grupo de afinidad puede tener desde dos personas hasta, digamos, quince dependiendo de los objetivos. Sin embargo, ningún grupo debe ser tan grande que una conversación informal sobre asuntos urgentes resulte imposible. Siempre pueden dividirse en dos o más grupos de ser necesario. Por ejemplo, en acciones que requieran un carro, el sistema más fácil es tener un grupo de afinidad por cada vehículo.

Tomen El Tiempo De Conocerse Íntimamente

Conozcanse, conozcan sus fuerzas, sus vulnerabilidades, y sus trasfondos, para que de esta manera sepan qué pueden esperar, y en qué pueden contar el unx del otrx. Discutan sus análisis de cada situación en la que entran y qué están dispuestes a dar y arriezgar para cumplir sus objetivos. Identifiquen dónde coinciden, dónde son complementarios, y dónde difieren para que de esta manera puedan tomar decisiones instantáneas en el momento de la acción.
Una manera de desarrollar intimidad política es leyendo y discutiendo textos juntxs, pero absolutamente nada es mejor que la experiencia de accionar juntxs. Empiecen lento para así no sobre extenderse. Una vez hayan establecido un lenguaje común y unas dinámicas internas saludables, están listxs para identificar los objetivos que quieren lograr, preparar un plan y entrar en acción.

Decide Tu Nivel De Seguridad Apropiado

Los grupos de afinidad son resistentes a las infiltraciones porque todxs sus miembros comparten una historia y una intimidad entre ellxs mismxs, y nadie fuera del grupo tiene que ser informado de sus planes o actividades.

Una vez juntxs, un grupo de afinidad debe establecer una serie de prácticas compartidas de seguridad, y mantenerse con ellas. En algunos casos, podrían permitir ser públicos y transparentes sobre sus actividades. En otros casos, cualquier cosa que ocurra dentro del grupo no debería ser hablado fuera del grupo, aun cuando ya las actividades hayan sido completadas. Dependiendo de las actividades del grupo de afinidad, nadie fuera de los participantes del grupo debería conocer sobre la existencia del mismo grupo.

Tú y tus compañerxs pueden discutir y prepararse para las acciones sin dejarle saber al exterior que ustedes constituyen un grupo de afinidad. Y recuerda, es más fácil sobreprotegerse y pasar de protocolos de alta seguridad a protocolos de baja seguridad, que hacerlo al revez.

Tomen Deciciones Juntes

Los grupos de afinidad generalmente operan vía un consenso al tomar decisiones: las decisiones se toman colectivamente de acuerdo a las necesidades y los deseos de cada individux. Un voto democrático, en el cual la mayoría adquieren lo que desean y una minoría debe callar es una anatema para los grupos de afinidad, pues para que un grupo funcione cómodamente y para que mantenga su integridad bajo presión, cada individux involucrado debe estar satisfecho con las decisiones tomadas. Antes de cada acción lxs miembros del grupo deberían establecer juntxs cuales son sus metas individuales, colectivas, cuales riesgos están comodxs tomando, y cuáles son sus expectativas de cada cual. Una vez se hayan determinado estos asuntos, se puede formular un plan.

Ya que las situaciones durante una acción siempre son impredecibles, y los planes rara vez salen tal como anticipado, puede ayudar el empleo de un acercamiento doble a la preparación. De antemano pueden hacer planes para cada escenario. Por ejemplo, Si Y cosa pasa nos informamos de X manera y cambiamos a plan B, Si la manera X de informarnos no es posible, nos encontramos en el lugar Z a la hora Q. Por otra parte, pueden formar estructuras que serán útiles aun si lo que pasa es muy diferente a cualquiera de los escenarios que han imaginado. Esto puede querer decir preparar recursos, (pancartas, equipo médicos, o equipo ofensivo), dividir roles internos, (reconocimiento, comunicaciones, medicos, contacto mediático), estableciendo sistemas de comunicación (teléfonos desechables, o frases en clave que pueden ser gritadas en una multitud para transmitir información de manera segura), preparar estrategias generales (para mantener visión sobre cada unx en un ambiente caótico), y marcar rutas de escape de emergencia, o teniendo a mano asistencia legal en caso de que cualquier persona sea arrestada.

Después de una acción, un grupo de afinidad hábil se encontrarán, (si es necesario en una localización segura sin ningún tipo de aparato electrónico) para discutir qué funcionó, qué pudo haber ido mejor, y qué va a pasar ahora.

Es más fácil actuar seguramente en un ambiente de protesta caótica cuando se está en un grupo de afinidad cercano.

Tacto y Tácticas

Un grupo de afinidad responde solamente a sí mismx, esta es una de sus fortalezas. Los grupos de afinidad no están estorbados por los protocolos procedimentales de otras organizaciones, las dificultades de llegar a acuerdos con desconocidxs, o las limitaciones de responder a un cuerpo que no está inmediatamente involucrado en la acción.

Al mismo tiempo, lxs miembrxs del grupo de afinidad buscan consenso el unx con el otrx, cada grupo de afinidad debe aspirar una relación similarmente considerada con otros individuos y grupos, o al menos reconocer los acercamientos de otrxs, aun cuando otrxs no reconocen el valor de estas contribuciones. Idealmente, la mayoría de la gente debería estar contentx de la participación o intervención de tu grupo de afinidad en cualquier situación, más que resentirles o temerles. Ellxs deben llegar a reconocer el valor del modelo de los grupos de afinidad, y empezar a acogerlo ellxs mismxs, luego de verlo triunfar y haberse beneficiado de estos triunfos.

Organiza Con Otros Grupos De Afinidad

Un grupo de afinidad puede trabajar junto a otros grupos de afinidad en lo que se le llama a veces un conglomerado. La formación de un conglomerado permite que un número mayor de individuxs actúen con las mismas ventajas que tiene un grupo de afinidad básico. Si se necesita rapidez y seguridad, se pueden reunir representantes de cada grupo de antemano, en vez de todxs lxs miembros de todos los grupos; si es esencial la coordinación, los grupos o los representantes de estos, pueden organizar métodos de comunicación durante el caos de la acción. A Través de los años de colaboración, diferentes grupos de afinidad pueden llegar a conocerse tan bien como los mismos grupos singulares, convirtiéndose en acordé, mucho más cómodes y capaces juntxs.

Cuando varios conglomerados o grupos de afinidad necesitan coordinar acciones particularmente masivas, antes de una demostración grande por ejemplo, estos pueden convocar un Consejo de Voceros, en el cual los diferentes grupos de afinidad y conglomerados pueden informarse lxs unxs a los otrxs (hasta donde sea prudente) de sus intenciones. Los Consejos de voceros rara vez producen unanimidad exacta, pero puede estimar las diferentes perspectivas y deseos de los participantes que están en juego. La independencia y la espontaneidad que provee la descentralización es usualmente la ventaja más grande que tenemos contra un adversario que está mejor equipado.

Resultados

Para los grupos de afinidad y estructuras más grandes basadas en consenso y cooperación para su funcionamiento, es esencial que todxs lxs que estén envueltxs sean capaz de depender en cada unx para llevar a cabo sus compromisos. Cuando es acordado, cada individux en un grupo, y cada grupo en un conglomerado, debe escoger uno o más aspectos críticos de la preparación y ejecución del plan y ofrecerse a hacerse cargo de estas. Quiere decir, hacerse cargo del proyecto, supliendo un recurso que sea necesario, organizando las partes y logística que sea necesaria, y en fin garantizando que el proyecto se complete de cualquier manera, no importa qué. Por ejemplo, si estás operando como la vía legal de tu grupo durante una demostración, se lo debes al grupo hacerte cargo de estas responsabilidades aun si te enfermas u ocurre cualquier imprevisto; si tu grupo se voluntariza a proveer pancartas para una manifestación, asegurarse que estén listas, aun si eso quiere decir que te quedas despierte toda la noche el día antes porque el resto del grupo de afinidad no pudo llegar por alguna razón. No cumplir con tu parte puede incurrir en riesgos o resultar en el fracaso de la acción. A través del tiempo aprenderás a manejar crisis y en quién puedes contar, al igual que otros aprenderán cuanto pueden contar de ti.

Entra En Acción

En vez de preguntarte qué va a ocurrir, o por qué no está ocurriendo nada; Júntate con tus amiguxs y empieza a decidir qué va a pasar. No vayas por la vida como espectador, pasivamente esperando que te digan qué hacer. Adopta el hábito de discutir qué quieres ver pasar, y empieza a hacer esas ideas una realidad.

Sin una estructura que estimule que las ideas se conviertan en acción, sin compañerxs con quienes idear y crear momentum, probablemente quedes paralizadx, cortado de tu propio potencial. Con los grupos de afinidad, tu potencial puede ser multiplicado por diez o por diez mil. Margaret Mead escribió “Nunca dudes que un pequeño grupo de gente pensante y comprometida pueda cambiar el mundo, son los únicos que lo ha hecho.” Ella se refería, lo sepa o no, a los grupos de afinidad. Si cada individuo en cada acción en contra del estado y el status quo, participa de un grupo de afinidad unido y dedicado, la revolución se lograría en unos pocos años.
Un grupo de afinidad podría ser un círculo de tejido, o un colectivo de bicicletas; podría reunirse con el propósito de proveer comida, en una ocupación, o para forzar que una corporación multinacional cese sus operaciones a través de un programa de sabotaje fríamente calculado. Los grupos de afinidad han sembrado y defendido huertos comunitarios, construido y ocupado edificios abandonados, organizado guarderías comunitarias, y huelgas sin la aprobación de la dirección del sindicato; Grupos de afinidad comúnmente comienzan las revoluciones en las artes visuales y la música popular, tu banda favorita fue un grupo de afinidad. Un grupo de afinidad inventó el avión y otro escribió este panfleto.

Adaptación de guía publicada en el libro “Recipes for Disaster: An Anarchist Cookbook” (Recetas para el Desastre: un libro de cocina anarquista) por Crimethinc

Fanzine [para impresión]: grupos-de-afinidad_print_black_and_white



Crimethinc: Para Cambiar Todo. Un llamamiento anarquista

CrimethInc: El movimiento de los chalecos amarillos en Francia. Entre el neoliberalismo ecológico y el movimiento apolítico

CrimethInc: Sobre el Fracaso

CrimethInc.: Luchando en el Nuevo Terreno. Qué ha cambiado desde el siglo XX.

Anarquía & alcohol

Pin It

Related Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *