Y bien, ¡la guerra!

En todo hay que comenzar por los principios. La acción justa se sigue de ellos. Cuando una civilización está arruinada, le hace falta reventar. No se hace la limpieza en una casa que se derrumba. Los objetivos no hacen falta, el nihilismo no es nada. Los medios están fuera de duda, la impotencia no tiene … Sigue leyendo Y bien, ¡la guerra!