# RiseUp4Rojava: llamamiento a Día de Acción Global el 27 y 28 de Enero por Comuna Internacionalista de Rojava

by • 23 enero, 2019 • Medio Oriente, Mundo, Noticias, comunicados y columnasComments (0)202

El 27 de enero, exactamente hace cuatro años, la ciudad de Kobane en el norte de Siria, fue liberada de las manos de las bandas del llamado Estado Islámico después de meses de intensos combates de los valientes luchadores de las YPJ e YPG. En ese momento, salimos a las calles por millones, día tras día, semana tras semana, para expresar nuestra solidaridad con la resistencia de Kobane y obligar al mundo a actuar. Acciones sin parar, de gran alcance fuera del Medio Oriente, dieron a los compañeros que luchaban en la ciudad el valor para continuar y obligar a las potencias internacionales a actuar.

Las semanas de resistencia en Kobane se convirtieron en un símbolo de la voluntad, la energía y la esperanza que trajo al mundo la joven revolución de Rojava. A través de esta resistencia, los principios de Rojava de la democracia directa, una economía ecológica y colectiva, y la liberación de la mujer, llegaron a ser conocidas en todo el mundo. Kobane se ha convertido en un símbolo de solidaridad internacional y de la lucha en común – nuestra solidaridad a través de las fronteras y las diferencias ideológicas, como demócratas, socialistas, feministas y ecologistas. Incontables fuerzas emancipadoras unieron sus voces en defensa de Kobane. Así, la revolución en Rojava, se ha convertido en una parte inseparable de la historia de estas fuerzas en todo el mundo.

De cuatro años hemos pasado por altibajos juntos, compartieron éxitos y pérdidas, dolor, sufrimiento, ira y alegría. Hemos visto cómo la oscuridad de la barbarie ha sido expulsada de Manbij y Raqqa, fuimos testigos de la construcción de un nuevo orden social. Hoy, después de muchos años de dura lucha, la Administación Autónoma del Norte y Este de Siria se ha proclamado, ha sido liberado un tercio de Siria y el Estado Islámico está al borde de la derrota completa.

Sin embargo, durante este tiempo también hemos sido testigos de la invasión de Afrin por el ejército turco fascista y sus mercenarios islamistas y del silencio mortal de la comunidad internacional sobre los crímenes de los ocupantes. Hemos perdido a muchos amigos valiosos en el camino y sin embargo nunca hemos rendido nuestro coraje.

A pesar de las muchas dificultades, no dejamos que nos dividan. Hemos estado siempre juntos hombro a hombro, aprendiendo, construyendo una nueva sociedad y defendendiendo esta revolución juntos. Constantemente hemos enfatizado las fuerzas democráticas, feministas, socialistas y ecológicas como nuestros únicos aliados en la lucha por un mundo diferente. Y en la defensa de la resistencia de Afrin, Kobane y en la liberación de al-Raqqa, nuestras voces aisladas se han convertido en una común en llamada a construir otro mundo. Juntos nos hemos convertido en una fuerza indispensable que los gobernantes del mundo no pueden ignorar.

Nueva declaración en contra de la guerra en Rojava y las sociedades del Norte y Este de Siria

Hoy, casi un año después del comienzo de la guerra feroz del estado fascista turco en su agresión contra Afrin, casi cuatro años después de la liberación de Kobane, la revolución se enfrenta quizás a un desafío aún más grande todavía. El régimen fascista AKP / MHP de Erdogan ha declarado otra vez la guerra a Rojava. Sus palabras son claras y no dejan lugar a dudas: la revolución debe ser destruida de una vez por todas. Y en la campaña a la opinión pública, en los medios de comunicación y detrás de puertas cerradas donde los poderes imperialistas y regionales están negociando el futuro de los pueblos del noreste Siria, esta guerra ya ha comenzado.

En estas negociaciones escuchamos las voces de los gobernantes hablar por encima de las cabezas de la gente de Siria y Rojava. Se ocupan solamente de la redistribución de la riqueza y la tierra de Siria. Ciudades como Idlib y Manbij, pueblos y regiones enteras: todos son tallados desde arriba y negociados por las otras potencias imperialistas. Los ciudadanos no tienen voz en este proceso. Pero será solo ellos los que terminan sufriendo cuando las bandas islamistas de Turquía consiguan la luz verde para invadir, asesinar y saquear. Y si Rusia y Estados Unidos permiten abrir el espacio aéreo de la fuerza aérea turca para extensos bombardeos, será solo ellos los que mueran.

A pesar del inicio de la limpieza étnica, el establecimiento de los islamistas en Rojava y las violaciones graves del derecho internacional, el mundo occidental está silencioso una vez más. ¿Y que podemos esperar que estos Estados digan si las ventas de sus tanques, aviones, helicópteros, aviones no tripulados y rifles de asalto subirán por las nubes gracias a otra guerra en Turquía? Sabemos muy bien que podemos esperar nada de ellos. Para estos Estados, guerra, muerte y destrucción no significan nada sino sólo beneficio. Fueron ellos los que proveyeron armas a Turquía para volverse contra su propia población durante décadas. Y fueron ellos los que hicieron posible la guerra contra Afrin.

Esta realidad no ha cambiado hasta nuestros días. A pesar de las superficiales distorsiones las relaciones bilaterales entre los Estados, el apoyo internacional al régimen de Erdogan sigue sin disminuir. Sin las alfombras rojas para Erdogan, la ayuda financiera, la entrega de armas y la cooperación de los servicios secretos, la lucha contra la oposición democrática en Turquía, el fascismo turco, no podría sobrevivir un solo día más. Pero mientras el dinero continúa fluyendo libremente, los derechos humanos, la paz y la libertad serán escasos. Confiar en la humanidad de las poderes predominantes en esta situación es poco menos que una locura. Y por eso no queremos perder nuestro aliento llamando a la intervención de estos poderes.

Llamamos a: organizar-protestar-desobedecer

Nuestro llamamiento es a todos los que sueñan junto a nosotros por otro mundo y están listos para luchar por ello. Nos dirigimos a todos los revolucionarios, todos aquellos que se consideran demócratas, antifascistas, feministas, quienes buscan un futuro ecológico. Si no lo hacemos, nadie lo hará. Defendiéndo la revolución de Rojava juntos, defendemos todas nuestras esperanzas. Y es por eso que, en el espíritu de la liberación de Kobane, para el Día Mundial de Kobane y el Día Mundial de Afrin, exigimos:

* Organicemos comités de resistencia en nuestros barrios y ciudades para defender la revolución

* Juntémonos y protestemos en las calles para mandar una señal clara de nuestra solidaridad con la revolución del Norte y Este de Siria el 27 de enero. Recordemos juntos la resistencia y liberación de la ciudad de Kobane.

* Usemos acciones determinantes y creativas en la desobediencia civil para interrumpir la exportación de armas, y la vida diaria de los partidos políticos responsables de los acuerdos con el régimen de Turquía el 28 de enero. Hagamos visible la identidad de aquellos que se benefician con esta guerra y aquellos que la financian y la conducen.

Juntos haremos que el 27 y el 28 de enero sean dos días de resistencia global contra el fascismo turco. Juntos vamos a intervenir en el numbing rutina de la guerra y la opresión, expresando nuestra solidaridad con varias formas de acción. ¿Juntos vamos a mostrar que esta revolución no está sola!

¡Vamos a levantarnos hombro con hombro contra el fascismo!

¡Larga vida a la solidaridad internacionalista!

¡La revolución de Rojava será victoriosa! ¡El fascismo caerá!

Comuna Internacionalista de Rojava

Administración Autónoma del Norte y Este de Siria

03/01/2019

Traducción: http://alasbarricadas.org


Tekoşîna Anarşîst / Lucha anarquista: Nuevo grupo anarquista en Rojava

Pin It

Related Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *