Ganando terreno de sí mismxs

by • 14 marzo, 2019 • Artículos, Coyuntura política, Educación, Feminismo, Género, Reflexiones y otrosComments (0)215

“Si usted es mujer y: sonríe cuando está sola, se duerme sin esperar un mensaje y se arregla para usted misma.. usted entendió todo”.

(se desconoce autorx)

Cuando se observa y nos observamos frente a la recuperación de espacios desde nuestrxs cuerpxs políticos que históricamente se nos han negado bajo el binarismo de sexo/género, surgen más preguntas que respuestas ante la propuesta de deconstrucción de amor llevado a lo propio.

Entonces, ¿Cómo plantearnos no necesitar a otrxs en un entorno social y cultural que impone la noción de felicidad desde el encuentro necesario de pareja o compañerx? ¿Cómo gestionar acciones libertarias para que el posicionamiento feminista tome sentido desde la praxis? Y de esta forma ¿cómo mantenerse en resistencia cuando se está en una relación sexo/afectiva, considerando que nos vemos influenciadxs de una u otra forma por los vínculos que generamos y en función a lo que se espera de nosotrxs?

Estas interrogantes no pueden intentar ser respondidas sin el análisis previo de las representaciones de roles de género, que han sido introyectadas desde discursos institucionales del Estado y la familia burguesa, generándosenos deseos inconscientes que no necesariamente son cuestionados a la hora de conformar vinculaciones sexo/afectivas o son que analizados, pero no llevados a la práctica cotidiana.

Por un lado, los roles de género se encuentran predispuestos desde antes de nacer, existiendo todo un entorno social que los recuerda diariamente a través de la moral y por ende se castiga si estos no son cumplidos, con la finalidad de generar normalización en el accionar desde el género asignado, lo que queda de manifiesto cuando Simone de Beauvoir en el texto “ el segundo sexo” en una de sus conclusiones menciona que “No se nace mujer se llega a serlo” (Beauvoir, 1949, pág. 109).

Por otro lado, instituciones de control como el Estado y la familia burguesa se conciben bajo una estructura normalizadora que afecta de por sí en la conformación de nuestrxs cuerpos políticos y por ende en nuestras representaciones de amor hacia un otrx y hacia sí mismxs, complejizando aún más los posicionamientos individuales libertarios.

En este sentido, para generar recuperación de espacios propios en base a relaciones de amor con nosotrxs mismxs, no se trata sólo de convencernos con frases y teorías desde un imaginario de cómo llevar la lucha, sino cuestionar todo deseo que se considere “normal” social y culturalmente, siendo conscientes de que, si es conformado bajo la norma, entonces han sido implantados en nosotrxs.

A esto, Foucault plantea que “debemos crear placeres nuevos, y entonces acaso surja el deseo y se engendren otros deseos” (Foucault, 1984), proporcionándonos un punto de partida para la ardua y constante tarea de deconstrucción.

El mantenerse en un constante cuestionamiento de por sí no es una acción sencilla, sobre todo si estamos inmersos en un entorno social y cultural que nos norma diariamente bajo las representaciones morales de lo que está bien o mal. Sin embargo, visualizar estas preguntas como necesarias ya es generar un bloque de resistencia frente a lo dado por sentado o de manera “natural”.

Si bien probablemente las interrogantes sigan siendo muchas, la invitación es a sospechar, dudar y desconfiar de estos preceptos tan bien armados con lo que muchas veces es posible que nos dejamos llevar adoptando una posición pasiva ante nuestrxs propios deseos.

Por lo tanto, seguimos en la lucha, en nuestras propias luchas que no son menores frente al pedregoso pero satisfactorio camino libertario.

*Aporte recibido en el mail / edicionesapestosas[arroba]riseup.net


Bibliografía

Beauvoir, S. d. (1949). El segundo sexo.

Foucault, M. (07 de agosto de 1984). Sexo, poder y política de la identidad. (T. A. 400, Entrevistador)


Wolfi Landstreicher: Amor libre

Wolfi Landstreicher: Más allá del feminismo, más allá del género

Félix Guattari: Para acabar con la masacre del cuerpo

Sexo, biocuerpos y género. Problemas de una guerra inconclusa

Simone de Beauvoir: “La igualdad entre hombres y mujeres es imposible en el sistema capitalista” [entrevista]

Pin It

Related Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *