Organización anarquista: Grupos de afinidad

by • 21 diciembre, 2018 • Artículos, Historia anarquista, Organización, Teoria políticaComments (0)281

¡Organízate en nodos! ¡Haz un grupo con tus amistades! ¡Sean ruidos@s! ¡Luzcan apasionantes! ¡Diviértanse!

¿Qué es un grupo de afinidad?

Un grupo de afinidad es un grupo de personas con afinidades entre ellas, que conocen debilidades y fortalezas de las otras, se apoyan y realizan (o lo intentan) trabajo político juntas. La mayoría de nosotr@s probablemente tengamos alguna experiencia infantil/formativa en ser parte de un grupo ya sea informalmente, como en un grupo de la misma edad que viven en la misma calle, barrio o ciudad, o formalmente, como ser parte de un equipo deportivo. Sin embargo, los grupos de afinidad se diferencian de estos por muchas razones, que se explican a continuación (en jerarquía, confianza, responsabilidad para con el resto, etc).

El concepto de grupos de afinidad tiene una larga historia. Se desarrollaron como una estructura organizativa durante la Guerra Civil española y han sido utilizados con éxito sorprendente durante las últimas décadas por movimientos feministas, antinucleares, ambientalistas, entre otros movimientos sociales de todo el mundo. Fueron utilizados por primera vez en 1969 como una estructura a gran escala para llevar a cabo un bloqueo no violento durante la fuerte ocupación de la estación nuclear alemana de Ruhr por 30.000 personas, y luego en las ocupaciones/bloqueos estadounidenses de la estación nuclear Seabrook en 1977 donde 1.400 personas fueron arrestadas y de nuevo, muchas veces en el altamente exitoso movimiento antinuclear estadounidense de los ’70 y ’80. Su uso como sostén de activistas en situaciones de altos niveles de represión policial ha sido confirmado una y otra vez. Recientemente, han sido utilizados constructivamente en las protestas masivas de Seattle y Washington.

No es necesario utilizar la expresión “grupo de afinidad” – equipos de bloqueo, grupos de acción, células, colectivos de acción, etc; se han utilizado para describir el mismo concepto. Lo mejor sería encontrar el nombre más relevante dependiendo de cuándo y dónde la estructura sea utilizada. También, cada grupo de afinidad puede elegir su propio nombre. Por ejemplo, en la protesta AIDEa, había un “Grupo de Afinidad Perseverancia” que llevaba el nombre del bar en Fitzroy donde sus miembros tuvieron su primera reunión. Otros nombres se extienden a través de toda una gama de sensibilidades políticas (o la falta de ellas) desde los “Arboles Gritones”, los “Alcohólicos contra la Bomba”, hasta la “Tribu de acción de Buckrabendinni”.

¿Con quién puedo formar un grupo de afinidad?

La respuesta más simple a esto es, la gente que conoces, y que se sienten de la misma manera sobre el(los) tema(s) en cuestión. Podrían ser las personas que ves en un taller (Hacklab), trabajas con, sales con, o vives con. El punto a destacar sin embargo es que tengan algo en común aparte de la actividad que las está juntando, que confíes en ellas y que ellas confíen en ti.

Un aspecto importante de ser parte de un grupo de afinidad es llegar a conocer la posición de cada quien en relación con la campaña o tema. Esto puede implicar tener una comida junt@s y discutirlo después de haber comido, o hacer junt@s algún tipo de entrenamiento relacionado con el activismo como asistir a un taller de resolución o facilitación no violenta de conflictos, desarrollo de estrategias de des-arresto si es necesario, trabajar en cómo hacer frente a ciertas tácticas de la policía como escuadrones de asalto, infantería, etc.

Tod@s deben tener una idea compartida de lo que se quiere de forma individual y colectiva de la acción/campaña, cómo va a ir posiblemente, qué tipo de apoyo se necesita de l@s demás, y lo que puedes ofrecer a l@s demás. Sirve de ayuda si se tiene un acuerdo sobre algunas cosas básicas: qué tan activ@s, cuán espiritual, qué tan no-violent@s, qué tan suave, qué tan molest@s, cuán dispuest@s a correr el riesgo de detención, cuándo se abandona la movida, su perspectiva política global, etc. Pero entonces de nuevo, es posible que tod@s sólo compartan un mismo trabajo, escuchen la misma música o hagan alpinismo, etc.

Organización

Dentro de un grupo de afinidad existe un amplio rango de roles distintos que l@s integrantes pueden asumir. Muchos de estos roles estarán determinados por el objetivo o razón de ser del grupo, pero podría incluir una persona vocera, para hablar o tratar con los medios, una facilitadora para las decisiones rápidas, primeros auxilios para hacerse cargo de la gente lastimada, una vocera que lleve las ideas y decisiones a otros grupos, una observadora legal para dar apoyo en situaciones de arresto, etc. Así como estos roles pueden ser asumidos dentro de un grupo de afinidad, el grupo puede tomar un rol especializado en su interacción con otros grupos de afinidad o dentro de la campaña o protesta. Puede haber grupos de afinidad especializados en la vigilancia hacia la policía, contra las infiltraciones, observación legal, comida, comunicación y vinculación, medicina, performance artística, o cualquiera otra actividad común. Con este enfoque en los roles, cada grupo de afinidad puede hacer su trabajo y apoyar el trabajo de los otros. De esta forma, muchos grupos de afinidad forman una red interdependiente que logra mucho más que un grupo grande de activistas individuales.

En el contexto de una manifestación el grupo que está en la calle es tan importante como el equipo de apoyo. Ell@s hacen las cosas cotidianas y lamentablemente no reciben el reconocimiento que merecen. Pueden pasear/ alimentar los animales domésticos, regar las plantas, cuidar niñ@s, llamar a los empleadores, padres/hij@s, pagar el alquiler, etc. Como consecuencia, más gente puede participar (y arriesgar más) porque tienen ayuda con estas cosas. El apoyo emocional no debe ser subestimado; y fuera de lo que ofrecen los abrazos, besos y las llamadas telefónicas, la gente se siente lo suficientemente segura para arriesgarse cuando saben que tienen apoyo emocional. El equipo de apoyo también puede apoyar indirectamente la acción directa, mediante el suministro de información a los medios masivos de difusión y los grupos comunitarios interesados, la recaudación de fondos y apoyo logístico, como el suministro de alimentos, agua y alojamiento. El aspecto de un grupo en la calle y su equipo de apoyo puede (y debe) intercambiarse así se genera una clara comprensión en cuanto a la importancia de todos los roles en la efectividad del grupo.

Palabras clave

• Confianza
•  Solidaridad
• Autosuficiencia
• Seguridad emocional
• Apoyo mutuo
• Abierto o cerrado

Starhawk

Tomado del folleto Herramientas para la democracia directa

Fuente: http://acracia.org


La organización en la lucha social: una crítica libertaria

Organización ácrata: propuestas y debates -compilación-

Entre límites, responsabilidad, delegación y participación

¿Por qué las asambleas no garantizan la horizontalidad?

Colin Ward: El anarquismo como teoría de organización

Pin It

Related Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *