¡Que no te engañen! No todo lo verde es campo, ni todo lo rojinegro anarcosindicalismo

by • 14 diciembre, 2016 • ArtículosComments (0)725

01Ante la gran confusión que hay en estos momentos en Chile sobre el anarquismo o anarcosindicalismo, y en su aplicación en organizaciones y sindicatos, encontrando partidos políticos que se consideran libertarios, organizaciones que hacen distinción entre anarquista y libertario, plataformas políticas jerarquicas que dicen hacer comunismo libertario, sindicatos que únicamente luchan por mejoras laborales y dicen hacer sindicalismo revolucionario, o que dicen hacer anarcosindicalismo estando coartados por la normativa de la legislación estatal.

Considerando que esa confusión hace un gran daño a las ideas, anarquistas y anarcosindicalistas, haciendo confundir su entendimiento en la opinión pública, pudiendo tener como consecuencia, en un futuro, la sustitución de las ideas originales. Lo cual, debemos impedir que pase.

En el Sindicato de Oficios Varios de Santiago (SOV) sentimos la necesidad de explicar el significado de estas palabras, para poder conservar las ideas, desenmascarando a los impostores.

La palabra anarquía proviene del griego y significa sin gobierno. La ausencia de gobierno, no significa caos, ni desorden. Pues el caos o el desorden son consecuencias de la autoridad o del mal gobierno. Anarquía es sinónimo de orden y organización sin autoridad.

Libertario, es la persona partidaria del anarquismo. Esto es, partidario de la abolición del Estado u otras formas de gobierno. En ningún caso puede considerarse anarquista o libertario quien lucha por alcanzar el poder del Estado, pues al contrario el libertario lucha por su destrucción.

Sindicalismo revolucionario, teniendo en cuenta el adjetivo revolucionario, debe ser un sindicalismo que implique un cambio o transformación política, en la actualidad, la política es dirigida por los diferentes estados. Revolucionario es acabar con el estado, la autoridad y dirigirnos por nosotros mismos. Entiéndase que un sindicato que lo único que quiere cambiar son algunas leyes laborales, no es un sindicato revolucionario.

Anarcosindicalimo es un medio de organización y un método de lucha de los trabajadores, que tiene sus raíces en los postulados de la Primera Internacional y en los del sindicalismo revolucionario. Se inspira en fuentes esencialmente federalistas y anarquistas y, con neta actuación revolucionaria y clara orientación libertaria en la práctica, tiende constantemente a conquistar las máximas mejoras, en todos sentidos, para la clase obrera, con miras a su integral emancipación, la supresión de todo género de explotación y de opresión del ser humano por su semejante o por una institución cualquiera, y al mismo tiempo lucha por la abolición de todo capitalismo y de toda forma de Estado. Opuesto irreductiblemente a los sistemas sociales y políticos actualmente imperantes, propugna por la transformación radical de las sociedades y regímenes en ellos asentados y por la instauración de un medio social de convivencia humana basado en los principios del comunismo libertario.

El comunismo libertario o anarcocomunismo es una tendencia económica dentro del anarquismo. Promueve la asociación voluntaria, igualitaria y solidaria sin Estado, a través de la propiedad comunitaria y administración de los bienes y servicios. Estos serían distribuidos a cada persona por medio de una economía gestionada por la comunidad, es decir, el comunismo entendido como comunidad de bienes. De cada uno según sus capacidades y cada cual según sus necesidades.

El comunismo libertario surge de la asociación de trabajadores de forma federal y en oposición al centralismo democrático o marxismo. Como pueden darse cuenta, una plataforma política con dirigentes, no puede considerarse nunca anarquista ni comunista libertaria, por muy rojinegro que sea el logotipo de su nombre. Pero vamos a proceder a explicar cómo se organiza el anarcosindicalismo o el comunismo libertario para entender la diferencia con las demás formas de organización.

El anarcosindicalismo, es sindicalismo con base de organización anarquista. Esto quiere decir que el anarcosindicalismo se organiza siguiendo los principales principios del anarquismo, los cuales son:

  • El Asamblearismo: No existen dirigentes sindicales. No hay ningún intermediario entre los trabajadores y los patrones. Nadie decide en nombre de nadie. Es la asamblea de afiliados el único órgano de decisión, en esta se decide absolutamente todo lo que el sindicato hace.

  • El Federalismo: Cada sindicato tiene absoluta autonomía sin que ningún otro grupo coarte su libertad en sus acciones, pero para aumentar su fuerza se asocia con otros sindicatos u organizaciones asamblearias y sin dirigentes. En las asociaciones de grupos nadie está por encima de nadie, y se decide en asambleas de federación donde se llevan las opiniones de las asambleas de cada grupo.

  • La Autogestión: Quienes deben decidir sobre los problemas que les atañen, son los afectados por esos problemas. Si nadie trabaja por ti, nadie debe decidir por ti. Por el mismo motivo, para poder mantener la independencia absoluta, no se aceptan las condiciones que la legislación pueda poder sobre como se debe de formar un sindicato, pues al hacerlo exigen cumplir requisitos que impiden hacer un sindicalismo que realmente apoye a los trabajadores.

  • La Acción Directa: Las denuncias judiciales son procesos lentos que no siempre dan la razón a quien la tiene. Es por eso que además de las acciones legales, los anarcosindicalistas utilizan la acción directa. Estas son acciones que se realizan directamente entre quien tiene el problema, de los trabajadores a las empresas. La acción directa no tiene por qué ser violenta, pero tiene que ser sin dirigentes u otros intermediarios que impidan la relación directa.

  • La Solidaridad: Nadie cobra ningún dinero ni tiene horas libres en su trabajo para realizar funciones sindicales. Las tares que hay que realizar en el sindicato se hacen por solidaridad con las demás personas.

  • El Apoyo Mutuo: Cuando los afiliados o trabajadores de una empresa tienen un problema o quieren luchar por mejorar sus condiciones de trabajo, no están solos. Los anarcosindicalistas se ayudan todos a todos, incluso a nivel internacional, para luchar por todo aquello que sea justo.

Estos principios, seguramente te cuenten que los cumplen todos los sindicatos, pero no te dejes engañar, ningún sindicato coacionado por la legislación estatal los cumple. No debes de fiarte tampoco si te dicen que son revolucionarios o anarcosindicalistas, pues no todo lo verde es campo, ni todo lo rojinegro anarcosindicalismo.

A continuación te damos algunos parámetros, para que sepas detectar a los impostores.

  • Falso asamblearismo: Hacen asambleas, pero los dirigentes hacen lo que se dice en las asambleas como ellos quieren. En algunos de los casos, cuando los dirigentes consideran que no se puede hacer lo que ha planteado la asamblea, incluso modifican acuerdos.

Las opiniones de los trabajadores no tienen el mismo peso en las asambleas y muchos ni siquiera asisten porque se sienten engañados.

  • Privilegios de Intermediarios y traición de dirigentes: Los dirigentes sindicales están en una situación de privilegio con respecto a los demás trabajadores. No luchan por sus compañeros, sino por mantener su cargo y beneficios. Median entre los empresarios y los trabajadores, y tienen que tener contentos a ambos.

Cuando legalizan los sindicatos la ley les obliga a tener dirigentes, los cuales tienen horas o días libres en su trabajo para realizar funciones sindicales y la ley obliga a que les paguen ese tiempo como trabajado.

Hay que tener en cuenta que siempre es más agradable estar realizando funciones sindicales que estar haciendo el trabajo que hacen sus compañeros.

Otro privilegio legal es garantizar su puesto de trabajo y no poder ser despedidos.

Además de todo esto, se pueden vender. Puede que no lo hagan ahora, pero lo harán cuando el sindicato llegue a tener una verdadera fuerza.

  • Falsa solidaridad y ayuda mutua: Los sindicatos utilizan estas bonitas palabras para que no se noten sus verdaderos intereses egoístas. Pero cuando las personas que realizan tareas dentro de un sindicato, reciben dinero por ello, o se les permite hacerlas durante sus horas de trabajo, no hay solidaridad, ni lo hacen por ayudar a nadie. Cuando los dirigentes realizan las funciones por sus propios intereses, es normal que nadie les siga, cuando piden solidaridad o ayuda mutua. Todo eso dificulta enormemente la unión de trabajadores y la participación de estos en los sindicatos.

  • Sindicatos de servicio: Los dirigentes sindicales dicen están luchando por resolver tu problema. Pero cuando todos tenemos el mismo problema, la única forma de solucionarlo es todos juntos y hacerlo por nosotros mismos.

  • Normas del estado para formar sindicatos: Cuando legalizan los sindicatos, es cierto que la ley les da determinados beneficios como protección ante el despido a los dirigentes, pero el cumplimiento de las normas que exigen para poder legalizarlo, son las que dificultan la unidad y la ayuda entre trabajadores. Estas normas pueden ser tener dirigentes y cargos remunerados, por ejemplo.

Cuando propones a algunos sindicatos acciones para apoyar a los trabajadores, te responden que si hacen eso perderían sus beneficios legales. Nos preguntamos para que existen esos sindicatos, si para tener beneficios legales o para apoyar a los trabajadores.

El estado es un instrumento de las empresas para mantener la explotación. Si permiten legalizar los sindicatos es porque saben que el cumplimiento de los requisitos para hacerlo dificulta la unión horizontal entre trabajadores, al exigir que haya dirigentes que decidan en nombre del sindicato, que no puedan ser sustituidos en mitad de un conflicto y que estos dirigentes tengan determinados beneficios con respecto al resto de los trabajadores.

Los sindicatos que cumplen con estas normativas no son ningún problema ni para el estado, ni para las empresas y dificultan las organizaciones horizontales a las que tienen verdadero miedo.

Los sindicatos con dirigentes golpean a la patronal como un martillo de goma. Los anarcosindicalistas, no queremos martillos de goma, queremos una unidad de trabajadores que golpe como combo de hierro. Pues somos los trabajadores los que hacemos todo lo que tenemos, y unidos podremos conseguir todo lo que queramos. Los empresarios necesitan trabajadores, pero los trabajadores unidos, no necesitamos empresarios.

  • Orientación finalista: No se pueden alcanzar unas finalidades políticas diferentes al mantenimiento del estado y de la explotación, si hacemos lo que indican las leyes que regula el Estado. El estado es manejado por los intereses económicos para el beneficio de las grandes potencias. En ningún caso el estado puede ser un instrumento para abolir la explotación. No creas cuando un sindicato con dirigentes te cuente una finalidad diferente de impedir la unión de trabajadores y mantener la explotación.

Recuerda que los trabajadores transformamos las materias primas en productos de consumo, somos los únicos productores de riqueza, y no debemos permitir ser dirigidos por líderes sindicales, políticos, ni empresarios.

La unión de trabajadores dentro de las empresas con el apoyo de las demás asociaciones obreras, debe ser la que nos emancipe del yugo de los parásitos que nos dirigen.

Pero es importante que estas uniones sean sin dirigentes, considerando a todas las personas de igual a igual, realizando las tareas por solidaridad con el sindicato y sin limitaciones legales.

De esta forma se puede conseguir todo lo que se plante.
Organizate y lucha.

Sindicato de Oficios Varios de Santiago (SOV)

Descarga PDF

Fuente: https://sovsantiago.wordpress.com

Pin It

Related Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *