Molestos y violentos

by • 2 noviembre, 2016 • Artículos, PoesíaComments (1)1389

“*¿Es la libertad solamente ausencia de presión exterior o es
también presencia de algo? Y, siendo así, ¿qué es ese algo?*”

*Erich Fromm*encapuchado_by_manugap84-d4c2qcu

Nos tildaron de molestos y violentos,
por reclamar nuestra verdad

Nuestra única verdad escarnecida:
que negamos el principio de la Autoridad
y afirmamos la potencia de la Libertad
expandida al infinito
sin coerción ni liderazgos venenosos

-“La Libertad termina cuando empieza
la del otro”-nos dijeron profesores y patrones,
y así lo creímos, ingenuamente
por generaciones y generaciones
Pero ahora, en el cenit de nuestra
aguzada reflexión, afirmamos
que la Libertad, la auténtica
Libertad no tiene límites
Y se expande infinitamente
en la solidaridad fecundada con los otros,
como una inextinguible fogata nocturna
compartida con perros y lechuzas

Por eso somos molestos y violentos
Por transgredir el cerco de la íntima normalidad
Por curar nuestro cuerpo con plantas ancestrales
en lugar de atiborrarlo con fármacos mortuorios
Por reconocer la equivalencia moral
de nuestros no-humanos compañeros
Por creer firmemente, que el mundo no fue creado
a la medida de los automóviles
Por mantener la inexorable convicción,
que podemos vivir sin la custodia de un Estado
–aunque para ello, primero debemos recuperar
lo que es nuestro: el tiempo y el espacio arrebatado–

Y usted, amable y tranquilo habitante del planeta
Sí, usted, el de la conducta intachable y el éxito sin fin
El de la palabra sabía (pero llena de autoritarismo)
El que menosprecia a los fracasados y a los marginales
El que nos crítica con falaz argumento,
por el sólo hecho de querer
desprendernos de los valores y principios
que –en cierto punto­–
nos asemejan en algo al Opresor

¿Acaso no le molesta nada más?
¿No le molesta su propia indiferencia?
¿Su propio ego virulento que todo lo tergiversa
y se ahoga en el charco turbio de la conformidad?

Siendo así, y a pesar del abismo de esta sociedad
y a pesar de que no entiendan
el sentido y la palabra de esta pasión inquebrantable
Yo reclamo que los verdaderos molestos y violentos
son los intangibles que viven entre sombras
manejando y regulando nuestros cuerpos
manipulando imaginarios y conciencias

Y reconociendo mis yerros y fracasos
una soberbia irreflexiva
una acción atolondrada
una infame cobardía
Afirmo con el corazón en mi puño
y las ideas en el pecho,
que violenta es la Ciudad-Capital
que hoy día se levanta
–con sus arcontes y venales dirigentes–
sobre lo que otrora
fuera un Boque Nativo,
y un Río Cristalino

Cristóbal Godoy


Otros artículos del autor:

Una libertaria caminando en la ciudad. En Memoria de Claudia López Benaiges

La individualidad del poeta muerto

Pin It

Related Posts

One Response to Molestos y violentos

  1. Maria dice:

    Me ha encantado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *