La verdadera poesía

by • 2 octubre, 2016 • Artículos, Literatura y poesia subversiva, Poesía, Reflexiones y otrosComments (0)898

Todo ha cambiado
con el pacto en las alturas
Con la democracia que transa la verdad y las ideas
Con el Estado traficante de falopa y bombas lacrimógenas

Ya no hay torturas
ya no hay exilios
ya no hay detenidos desaparecidos
o al menos, eso es lo que cuenta la tele
y el manipulado gobierno de turno

Ahora podemos caminar en paz
y gozar de la noche
con su función de estrellas parpadeantes
Aunque ni tanto
ya que la polución lumínica
y los neófitos protagonistas del hampa moderno
hasta eso nos quitan…

Pero nos queda el consuelo
de poder elegir a nuestros Amos
y creer que eso es Libertad

Nos queda el consuelo
del regimiento de milicos guardaíto en el cuartel
con sus fusiles de penuria y sus órdenes de estrépito

Aun cuando hayan dejado su violencia esparcida
como un indeseable veneno por las calles
y obligados vivamos al ritmo de mecanizadas jornadas
que roban la calma los sueños y los años

Aun cuando seamos gobernados por personas
que ni siquiera conocemos
y hayamos sido vencidos en el decisivo campo de batalla
en ese campo minado de las ideas y los pensamientos

Aun cuando traguemos pastillas contra la pena y el rencor
y aliviemos nuestro espíritu cansado comprando
en el mall que aplasta la memoria
o en el bar usurero de la esquina

Aun cuando el desastre
–ese desalmado
ruido y ruina que nos obnubila–
ya se haya institucionalizado
en todos los sentidos y proyectos
en todos los vientos y mareas
en todos los campos y materias
y los muertos ya no sean los de antaño
sino nosotros
dentro del insolidario y latoso tiempo de hogaño

Y la palabra no basta
para denunciar esta farsante democracia

Hay emociones resquemores y pesares
que no puedo declarar
Resabios de “un pasado demasiado presente”
los cuales no me corresponde descifrar

Mis palabras, sencillamente
no alcanzarían a dimensionar
ese pasado
ni tampoco este presente

Porque el verso no basta
para derruir este sistema
de valores y sentidos pecuniarios
para derrocar el régimen de la indiferencia
para enmendar los largos descuidos del pasado
y animar las frondosas visiones del futuro

Pero mejor guardo silencio
por tener un poquito de respeto
porque creo que la poesía…
cobra vida en las acciones
que trabajan
diariamente
libremente
tiernamentente

Cristóbal Godoy

mail-300x163


Otros artículos del autor:

http://lapeste.org/2015/10/una-libertaria-caminando-en-la-ciudad-en-memoria-de-claudia-lopez-benaiges 

La individualidad del poeta muerto

Pin It

Related Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *