(Documental) Nunca digas nunca -2014-

by • 29 marzo, 2015 • Cine, Cine documentalComments (0)1448

nuncadigas

 

Sinopsis: ¿Cómo hacer aparecer lo que años de historia han insistido en ocultar? ¿Por qué resulta necesario desaparecer a un obrero, a un estudiante y a un pibe de barrio? ¿Quiénes tienen el poder de hacerlo?

NUNCA DIGAS NUNCA es un documental independiente, colectivo y anónimo que reflexiona y denuncia cómo funciona la represión en la actualidad.

Somos una generación que no vivió la dictadura y se pregunta qué es desaparecer en democracia.
Nos sumergimos en los casos de Luciano Arruga, Miguel Bru, Julio López y Jonathan “Kiki” Lezcano, para encontrar las respuestas.

En NUNCA DIGAS NUNCA las voces de quienes tienen que convivir con la sombra de la desaparición nos hacen replantear si esta es la realidad que queremos vivir.

Manifiesto

“Nunca digas nunca” es posible gracias a todxs lxs que luchan por memoria, verdad y justicia.
Por qué anónimo?

I.
El documental es, más allá de nosotrxs.
Desertamos del papel impuesto del realizador, desertamos del autor-autoridad.
No somos dueñxs ni autorxs. Lo nacimos para dejarlo libre.

No buscamos un lugar de poder al omitir nuestras identidades.
Buscamos robarle un espacio a lxs dueñxs del circo, porque no hay actor mas peligroso que el colectivx.

Vivimos en una sociedad que exige la figura de un autor para ser escuchado pero ya comprendimos la funcionalidad persecutoria que le encontraron a la autoría.
Elegimos el anonimato, como espacio de todxs y de nadie, de nosotrxs, aquellxs que hoy, ayer o mañana somos o seremos el enemigx internx que cree el sistema.

Nuestra difusión es entre pares, porque hemos visto las plazas, las casas, las calles, las okupas, los bachis, las fábricas, las asambleas transformarse en cines.

II.
Estamos experimentando otra forma, no buscamos imponer una “nueva forma”.
No tenemos miedo a equivocarnos, sino a perder la capacidad de autocrítica.
Rechazamos las vanguardias. Nosotrxs creemos en lo colectivo y en no quedarse quietxs.

Lejos de haber una ruptura o falta de compromiso entre lxs realizadorxs y ese fragmento de realidad retratada, preferimos encontrarnos en la calle, en la lucha. Es un llamado a la complicidad.

La cuestión del anonimato no es más importante que lo que cuenta el documental, quien lo pone en ese lugar, no está escuchando.

III.
Muerte al espectador.
Rechazamos la inmovilidad frente a las pantallas. Creemos en la potencia sensible del cine.

Queremos que escuches sus nombres. Que (la) veas. Que lo que te produce en cada fibra de tu ser, no te pase desapercibido.

Casi siempre, al prenderse la luz, la atención se pone en lxs realizadorxs, y se olvida lo que atravesó el cuerpo de cada unx. Nuestra propuesta es que dejemos de mirar hacia el escenario y empecemos a mirar a nuestro alrededor. Cada unx tiene algo para hacer frente a esta realidad que nos toca a todxs.

Sólo el oído atento puede escuchar, detrás de esta película estamos ustedes.

VI.
En éstos años de realización colectiva, aprendimos que haciendo silencio se escuchan otras voces.
Mientras hablamos y escuchamos ahora, alguien grita de dolor, de rabia.

Ocupemos el espacio con las voces de lxs desaparecidxs.
Esas voces son las de lxs familiares que luchan, ellxs a quienes silencian los medios de incomunicación.

Llamen a las comisarias, llamen a lxs abogadxs, a lxs jueces, a lxs fiscales.
Pregunten por qué lxs absolvieron, por qué lxs defendieron. Pregunten dónde están.

No es momento de hacer aparecer una película en los medios
sino de hacer aparecer en los medios a lxs desaparecidxs en democracia.

 

DESCARGA

Extraído: http://www.desaparecidosendemocracia.com/

Pin It

Related Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *