La venganza de Michele Angiolillo Lombardi. (8 de Agosto de 1897)

by • 8 agosto, 2014 • Artículos, Historia anarquista, Historia socialComments (0)1375

Enviado al mail

El anarquismo se ha extendido en España, debido a una rápida penetración de sus ideas, asentándose especialmente en Andalucía, con la durísima Mano Negra (1). El uso de la violencia por parte de los/as anarquistas siempre ha sido una constante, ya que por medio de individualidades intentaban acelerar la destrucción del estado, tratando de eliminar a quienes ostentaban el poder y/o a personas próximas a él. Barcelona fue conocida como la “ciudad de las bombas” por la alta presencia de anarquistas ligados a tendencias individualistas e ilegalistas, por lo cual existieron diferentes acciones y atentados producidos por aquellos/as.

Corpus Christi.

Corpus Christi (Cuerpo de Cristo) es una fiesta de la iglesia Católica. El 7 de Junio de 1896 aproximadamente a las 9 de la noche, un anarquista lanzó una bomba desde el tejado de la parroquia de Santa María del Mar, con la intención de matar a las autoridades que entraban al desfile religioso en la calle Canvis Nous. La bomba no fue certera y provocó la muerte de 12 personas y 64 quedaron heridos, el autor del hecho nunca fue encontrado.

Procesos de Montjuic.

Montjuic fue el castillo donde estuvieron detenidos/as aproximadamente unas 400 personas, ya que se buscaba arduamente a los/as responsables de los atentados contra las autoridades en el último tiempo, en especial al del Corpus Christi. Aquello afectó a gran parte del movimiento anarquista obrero catalán, siendo recluidos 87 de ellos/as. El proceso fue llevado acabo por la justicia militar y a los/as detenidos/as se les acusó de incitación al terrorismo, esto sirvió para juzgar a los principales líderes sindicales anarquistas, aunque no hubiera pruebas contra ellos/as.

Los procesos judiciales se basaron en declaraciones de los/as mismos/as compañeros/as detenidos/as, mediante torturas, ordenadas por el teniente de la guardia civil Narciso Portas. Se dictaron penas de muerte por fusilamiento a 8 anarquistas, mientras que 9 de ellos/as fueron sometidos/as a largas condenas y torturas provocando la muerte de algunos de ellos/as, al resto de los/as compañeros/as se le deportó a Río de Oro, por orden del Gobierno de Cánovas del Castillo.

Tras los sucesos que se produjeron en Montjuic, el compañero anarquista Fernando Tarrida del Mármol escribió un libro en París en el 1897 con el título “Les inquisiteurs de l’Espagne” (Los inquisidores de España). Gracias a este aporte como también a la infinidad de campañas y periódicos ácratas en contra de las medidas adoptadas, el gobierno español tuvo que revocar algunas penas de muerte, por otras de destierro, ya que la propaganda provocó un gran impacto en la opinión pública.

La venganza de Michele Angiolillo Lombardi.

Michele Angiolillo Lombardi nació el 5 de junio de 1871 fue un periodista y anarquista italiano. Angiolillo vivía en París cuando se produjeron los procesos de Montjuic y tras la muerte de los/as anarquistas embarcó hacia España con la intención de asesinar al menos un miembro de la familia real española, pero se dice que fue convencido por el portorriqueño Ramón Emeterio Betances de atacar Antonio Cánovas del Castillo.

Poco después del encuentro con Betances, Angiolillo llega a Madrid con una identidad que confecciono, se llamó Emilio Rinaldi “tenedor de libros y corresponsal del periódico italiano Il Popollo” (el pueblo) luego se dedicó a investigar el paradero de Cánovas, este se encontraba de vacaciones en Santa Águeda, en Mondragón, Guipúzcoa, a su llegada Angiolillo se hospedó en el balneario donde estaba Cánovas, pocos días después específicamente el 8 de agosto de 1897 Angiolillo ajustició a Cánovas del Castillo de tres tiros, mientras este leía un periódico.

Después de la muerte de Cánovas, Angiolillo fue detenido inmediatamente, juzgado y ejecutado por garrote el 20 de agosto del mismo año, el anarquista declaró que lo había asesinado en venganza por los fusilamientos del proceso de Montjuic.

¡¡El ajusticiamiento esta plenamente justificado!!
¡¡Ninguna agresión, sin respuesta!!

Por Jeremy Peña.


Notas

(1) La miseria en los campos de Andalucía hacía estragos, es por eso que comenzaron a producirse revueltas en los campos al sur de España. Atentados, asesinatos, incendios eran producto de las revueltas, aquellos hechos según las autoridades eran perpetrados por la organización anarquista “La Mano Negra” pero los y las anarquistas decían que no tenían ninguna relación con aquella organización, de todas formas la represión no se hizo esperar, siendo ejecutados 15 compañeros/as. En la actualidad diversos estudios afirman que nunca existió “La Mano Negra” y que solo había sido un montaje para poder atrapar a combatientes anarquistas, de esa manera la revuelta perdería fuerza.

Pin It

Related Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *