“Arrancar Todo”. Un escrito contra la propiedad

by • 31 julio, 2014 • Artículos, Reflexiones y otrosComments (0)913

“Se necesita que todo eso que se llama ‘propiedad material’, ‘propiedad privada’, ‘propiedad exterior’ se convierta para los individuos en lo mismo que el sol, la luz, el cielo, el mar, las estrellas.

¡Y ello vendrá!

Vendrá porque nosotros -los iconoclastas- ¡la violentaremos!

Sólo la riqueza ética y espiritual es invulnerable.

Es verdadera propiedad del individuo.

¡El resto no! ¡El resto es vulnerable!

Y todo eso que es vulnerable será vulnerado.”

Renzo Novatore (1921)

Mil veces hemos escuchado cómo se ha catalogado todo acto que atente contra la propiedad como ética o moralmente incorrecto. Se nos dice: “robar en un supermercado no deja de ser robo“, que debemos ser “ejemplos” y no caer en la lógica de los ricos. Lo que no se entiende aquí, es que quienes critican el robo –en cualquiera de sus formas– no hacen más que sacralizar justamente59796d lo que se combate, la idea de posesión, de propiedad, de creernos dueños de algo o de alguien: precisamente la lógica que nos quiere inculcar el sistema.

Si bien, el robo seguirá siendo robo –a pesar del fin que tenga– cuando se realiza contra un empresario y sus empresas éste precisamente atenta contra la acumulación de riquezas, su poder y el acto cae en lo que muchos llaman “Recuperación”. Como el viejo dicho ” ladrón que roba a ladrón tiene 100 años de perdón”.

Pero esto debe ir más allá, ¿por qué quedarnos en eso? Si incluso en nuestras relaciones de pareja caemos ello, ¿quién te da el derecho de creerte dueño de la otra persona? La reproducción de las lógicas del sistema es nuestra propia culpa, somos nosotrxs quienes seguimos continuando el modelo y después nos sentamos a quejarnos por éste. Cada vez que nos sentimos en posesión de alguien o algo caemos precisamente en lo que decimos pretender destruir. Incluso cuando se trata de una persona o animal, no sólo reproducimos el sistema sino que coartamos al otro, ¿y la libertad que añoramos dónde queda?

Si pretendemos la libertad, asumamos nuestras culpas, no somos el “hombre nuevo” pero tampoco nos lavemos las manos, hay que enfrentar toda forma de propiedad, toda lógica de posesión. Hay que “vulnerar lo que es vulnerable“.

V.P.

[Pestezine, Nº9. Noviembre, 2012]

“Y nuestra lucha fue llamada “delito”.

Pero nuestro “delito” no debe ser considerado más que como virtud titánica, como esfuerzo prometeico de liberación.

Porque fuimos los enemigos de toda dominación material y de toda nivelación espiritual.

Por que nosotros, más allá de toda esclavitud y de todo dogma, vimos bailar libre y desnuda a la vida”

Renzo Novatore (1921)–

Pin It

Related Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *