Escrito para hermanxs presxs – Anónimo-

by • 2 abril, 2014 • Noticias, comunicados y columnasComments (0)576

erikruintempHermanxs
Les escribo con la alegría viva, que genero en mí y en mis hermanxs que vieron este escrito, poder comunicar (nos) con ustedes. Sabemos que el ejercicio práctico de vivir en común, sin abandonar nuestra responsabilidad por el otro, y en función de perspectivas y valores bondadosos, antagónicos, y subversivos al orden de la propiedad de los ricos, es la única posibilidad que tenemos de experimentar la praxis de liberación, y su correlato necesario de solidaridad, de convergencia y la potencia del nosotrxs. Hermanxs, no están solxs, nunca lo han estado, y eso lo saben. Un abrazo gigante para ustedes compañeros de lucha.
Como quizás podamos estar de acuerdo hermanxs, una parte de la historia del movimiento revolucionario en este continente, y también del mundo, nos habla de una infinidad de discursos (y grandes mayorías de) silenciadxs, violentadxs, excluidxs; no solo por el orden de los ricos, y la aplicación de su infinidad de instrumentos de violencia disciplinaria y reaccionaria, sino que también por parte de los mismos sujetxs que se dijeron ser los más revolucionarixs, y que incluso llegaron a pensar que el derrumbe del capitalismo y el estado llegaría solo por gracia de leyes infranqueables de la naturaleza, o bien, por la conquista del poder por parte de una elite esclarecida, visionaria: la vanguardia del pueblo, que en base a la legitimidad que otorga su conciencia crítica adquirida, dará las directrices para la construcción de un mundo en igualdad, y más racional. Otras perspectivas revolucionarias de tendencia más anarquista llegaron incluso a negar la naturaleza social del ser humano, como también ha habido algunas que han tenido una fe ciega en instrumentos insurreccionales de acción sobre el mundo.
Esto, claramente ha ido cambiando según el contexto, pero no hay duda de que siempre han existido, incluso siendo hegemónicas, tendencias autoritarias/teleológicas, contra las cuales creemos que también hay que enfrentarse. Creemos que es necesario esclarecer que son estas luchas autoritarias e iluministas, las que han negado a las otras luchas, las del otrx distinto y oprimido; los que no aparecían en los mapas imaginarios de los europeos críticos. Como por ejemplo, la lucha ancestral del pueblo mapuche. Tendencias que terminan negando, incluso, el ejercicio necesario de la mediación, la crítica y la capacidad que tenemos (y debemos tener) TODXS, de actuar sobre la naturaleza de la existencia, más que solo disfrutarla o sufrirla.
Sin embargo, nosotrxs respetamos nuestra historia, y sabemos que todo conocimiento crítico y/o revolucionario no puede ser exhaustivo, si no, todo lo contrario. Nuestros saberes siempre serán fragmentarios y provisionales. Fragmentarios, porque creemos que no puede haber una teoría exhaustiva de la historia y de la sociedad, y provisionales, porque la praxis (la memoria, la lucha y los comienzos) hacen surgir constantemente nuevos saberes. Y en eso estamos ahora hermanxs creando nuevos saberes desde una posición de retaguardia. Con violencia y sin violencia revolucionaria.
La intención humilde de escribirles esto hermanxs, deviene de la creencia que tenemos algunxs muchxs en que la praxis llevada a cabo por ustedes es una parte más de la multitud de expresiones subversivas que deben desplegar y reivindicar los proyectos e intencionalidades revolucionarias. Que estas deben ser desplegadas de manera consiente y con los debidos cuidados, y que son tan necesarias como el ejercicio de controlar y auto-gestionar las instituciones y espacios creadas por nosotrxs. Jamás identificaríamos vuestra práctica como acciones vanguardistas e inútiles, porque creemos que una lucha directa y radicalmente subversiva debe sobrepasar en todo momento la materialidad de la legalidad imperante, como también incentivar en todo momento prácticas de desobediencia y creación de nuevas relaciones en nuestra cotidianidad, de nuevas instituciones, y sobre todo, en la socialización de nuestrxs niñxs. La violencia revolucionaria, del proceso y de los hitos, debe ser usada para defender nuestros proyectos del terrorismo del estado y la legalidad de la dominación, para robarles y recuperar lo que debió desde siempre ser de todxs, el usufructo común.
Hermanxs creemos que la esperanza y el ejercicio de solidaridad implicada y real con muchas formas de lucha anticapitalistas y revolucionarias, deviene en que integremos en todo momento a la sorpresa (al invento, el rescate y la novedad) en nuestras praxis críticas. Sabemos que las vanguardias son aquellas que no se dejan sorprender, y que tampoco sorprenden mucho hasta ahora, ya que suelen ser luchas no integradoras, y menos, peligrosas para el orden actual de las cosas. Esto, sumado además a que suelen tener predefinidas la mayoría, si no todas, las respuestas a la hora de enfrentarse a un escenario de convergencia popular (y no solo de elite) en función de expectativas –y constante aumento- de deseos de transformación radical del sistema.
El despliegue de este tipo de prácticas insurrectas y otras de muchos tipos distintos, deviene de la visibilidad del conflicto que hay detrás de la violencia que nos imponen los ricos, también del aumento de la conciencia crítica; y hoy más que nunca debemos reivindicarlas como prácticas de desobediencia y legítimos instrumentos de combate, tan necesarios, como la educación popular/liberadora, y la autogestión de nuestra producción y de las instituciones creadas por nosotrxs. En este sentido, es que creemos que la praxis de humildes sujetos con perspectivas revolucionarias debe poseer la cualidad del silencio respetuoso con los saberes enmudecidos desde siempre por la arrogancia del conquistador y la lógica colonial de dependencia a él. Ustedes tuvieron ese respeto, siempre fueron parte integra del pueblo, y sus proyectos de liberación nacieron desde esa rebelde cotidianidad compartida con otrxs iguales, amigxs y vecinxs.
Queríamos compartir con ustedes la esperanza que tenemos muchxs -que solidarizamos con ustedes- de hacer estallar esta sociedad, mediante la afirmación y la celebración de la convergencia de un sinfín de voluntades y perspectivas subjetivas, en el nacimiento de proyectos de liberación comunes, a todos y no solo a la elite izquierdista que siempre ha tenido acceso a los saberes legítimos y piadosamente críticos con el orden de los ricos (y que son visibles en gran medida a su nula influencia crítica). Ustedes hermanxs fueron más peligrosxs, y vuestra voluntad de enfrentamiento directo con el orden de los ricos debe ser reivindicada solidariamente.
Hermanxs, todo nuestro amor, respeto y esperanza para ustedes, vivxs y no sometidxs al presente vaciado, vivos por la memoria y el sueño de un mundo mejor. Somxs hermanxs de lucha, afines en perspectivas y praxis. Los esperamos aquí fuera hermanxs. Porque no debe existir otro destino posible para aquel que lucha por la libertad, más que sobre sobrepasar las rejas que nos imponen los asesinos de siempre.

Estamos atentos a vuestra respuesta
Solidaridad y amor para ustedes

Pin It

Related Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *