Quase dois irmãos -“Casi hermanos” 2004-

by • 17 diciembre, 2013 • Cine, Cine ficciónComments (0)933

En los años 70, cuando en Brasil gobernaba una dictadura militar, muchos presos políticos fueron llevados a la Penitenciaría de Isla Grande, en la costa de Río de Janeiro. Al igual que los militantes políticos, los asaltantes de bancos estaban sometidos a la Ley de Seguridad Nacional, y ambos bandos cumplían sus penas en el mismo pabellón. El encuentro de esos dos mundos es parte importante de la historia de violencia que el país enfrenta hoy. “Quase dois irmãos” muestra cómo se desenvuelve esa relación y los detalles del conflicto entre las partes. Entre ese desencuentro y el aprendizaje, nace el Comando Vermelho, que más tarde pasa a dominar el tráfico de drogas. A través de dos personajes, Miguel (Caco Ciocler), un joven intelectual de clase media, hijo de un diputado federal que está preso por motivos políticos, y Jorge (Flavio Bauráqui), hijo de un sambista que de autor de pequeños asaltos se transforma en uno de los dos líderes del Comando Vermelho, la película tiene como telón de fondo la historia política de Brasil en los últimos cincuenta años, contada también a través de la música popular, un puente de unión entre esos dos mundos.

[tomado de Diegogue: “Todo preso es político”, en 68revoluciones, 6 de agosto de 2006]En una tónica parecida a la de Bertolucci en “Novecento”, la polifacética directora Lucia Murat aborda en el film, “Casi hermanos” (“Quase dois irmãos”, 2004), una historia sobre la amistad entre Miguel, un subversivo de los 70, preso politico que junto a 155 miembros de su grupo (intelectuales de izquierda, blancos de clase media), comparte espacios en la misma cárcel con un amigo de infancia, Jorginho y sus compañeros (delincuentes comunes, negros de clase baja). La historia, como bien señala el prefacio, narra, a veces con humor, a veces en tono de tragedia, las vicisitudes del choque de clases que se da dentro del penal, al calor de la arbitraria Ley de Seguridad Nacional. Pero la película no se queda sólo ahí, sino que ahonda en lo que ocurre más adelante, cuando la dictadura da paso a la democracia, Miguel se vuelve un político legal y Jorginho un capo mafioso, y las favelas de Río son tomadas por bandas rivales armadas hasta los dientes, en lo que ya se parece un poco a “Cidade de deus”, aunque adoptando un tono mucho más sobrio que la también brillante opera do malandro de Meirelles.Murat fue guerrillera en los setenta, y fue como su marido presa política también. Al parecer la historia narra situaciones que ambos conocen a fondo, sobre el heroísmo de una generación, y los ideales que no necesariamente se vieron plasmados en la realidad (“tenemos dos vidas, la que soñamos y la que vivimos”). Pero más allá de lo testimonial “Quase dois irmãos” adquiere carácter de saga al mostrar de hecho tres generaciones diferentes y cómo, a pesar de la romántica (¿acaso inútil?) lucha revolucionaria de los setenta, la sociedad brasileña continúa segregada de la peor manera.

Guión: Lúcia Murat, Paulo Lins.
Reparto: Caco Ciocler (Miguel joven), Flavio Bauráqui (Jorge joven), Werner Schüneman (Miguel adulto), Antônio Pompeo (Jorge adulto), María Flor (Juliana), Renato de Souza (Deley), Fernando Alves Pinto (Peninha), Babu Santana (Pingão), Marieta Severo (Helena), Luis Melodia (Seu Jorge).Producción: Lúcia Murat.
Música: Naná Vasconcelos.
Fotografía: Jacob Solitrenick.
Montaje: Mair Tavares.

Pin It

Related Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *