La Pestezine 11

by • 4 noviembre, 2013 • La pestezineComments (0)1801

Editorial

Pestezine 11-1Una a una, así se van prendiendo las diferentes revueltas en el planeta, como si fuesen antorchas que lentamente comienzan a iluminar la oscuridad. La crisis que nos decían era una más. Y cada día pareciera que esta mas cerca la agonía del neo-liberalismo – ultimo bastión del capitalismo. Pero cuidado, aún somos muchos los que no conocemos la autonomía mas que como mero discurso, y el día que nuevamente traten de imponer las reglas de la heteronomía liberal, y salgan los milicos a la calle a asesinar, el miedo y la inexperiencia autónoma puede jugarnos una muy mala pasada. Por eso es que la lucha por el reconocimiento es tan importante en el aquí y ahora. Como ejercicio liberador inmediato y de resguardo.

En zonas en las cuales el conflicto aun no escurría entre las siempre necesarias e invisibles grietas – nunca quietas y siempre por construir- del bio-poder, también se ha comenzado a encender la mecha. Así, vemos como la revuelta en la región turca o las protestas masivas en la región brasileña son el reflejo de un sistema que a cada minuto se vuelve más insoportable para lxs oprimidxs. Sin duda un mundo cada días mas irra-cional y que no soporta simples análisis cotidianos, sin importar las fronteras imagina-rias que nos han querido imponer en nuestras mentes todxs hoy en dia mas que nunca podemos identificar al enemigo, falso adulador de la libertad, y sanguinario malhechor en la oscuridad.

Nosotrxs desde la región chilena, también vemos como el conflicto social – o si lo prefieren, la guerra social – no detiene su intensidad. Las diferentes reivindicaciones mantenidas por los diferentes movimientos sociales o colectividades no se han detenido: trabajadorxs, pobladorxs, mapuches o estudiantes no han detenido su combate y critica al neoliberalismo chileno. En efecto, las tomas de liceos o universidades se multiplican, los paros estudiantiles se unen al de trabajadorxs y lxs oprimidxs parecieran lentamente comprender que el problema es el sistema en sí, y comienzan a unir fuerzas a su modo y a sus ritmos.

En este contexto, es que creemos necesario dejar los egos de lado, el dogmatismo y el partidismo que tanto daño han causado. Que las ideas no sean un freno sino un complemento que enriquezca nuestra lucha. Rompamos con el sectarismo, y busque-mos reconstituir el tejido social, el articularnos nos hará fuertes para golpear. No perdamos la autonomía de acción, el numero tampoco es lo central, no se trata de buscar la mayoría sino de buscar las mejores formas de atacar a este injusto sistema. Usemos todos los frentes de lucha, identifiquemos a nuestro enemigo y demos el zarpazo. No es el momento de decaer, no bajemos los brazos. Por pequeña que sea la antorcha que prendamos, por pequeño que sea el golpe que demos al sistema, no debemos detener nuestro accionar por conquistar nuestros sueños. Agudicemos el conflicto y no detenga-mos la lucha.

Toda nuestra solidaridad a cada luchador/a y que sea la hora de tomarnos el futuro. Nuestro futuro.


Contenido

-La organización en la lucha social: una critica libertaria

-Las primeras manifestaciones del anarquismo en América Latina

-Educación mancomunada y nuestrxs niñxs

-La infraestructura de la opresión: origen de la ciudad moderna en América Latina

-La ciencia al servicio de la revolución

-Los piropos

-Desde la morgue de los oprimidxs: Palabras de amor y de guerra de Juan, Freddy y Marcelo

Poesía y otros aportes

Pin It

Related Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *